Miércoles, 8 de Octubre de 2008

La ONU apoya a Serbia para que pregunte a La Haya sobre Kosovo

Reuters ·08/10/2008 - 18:49h

La Asamblea General de la ONU aprobó el miércoles una petición de Serbia para preguntar al Tribunal de la ONU si la secesión de Kosovo es legal, una decisión que muchos estados occidentales temen que ralentice la integración de Kosovo en la comunidad mundial.

Cuarenta y ocho países, entre ellos Estados Unidos y la mayoría de los miembros de la Unión Europea, han reconocido a Kosovo desde que la mayoría albanesa declarase unilateralmente su independencia de Serbia el 17 de febrero, pero Serbia y su aliado Rusia se oponen.

España no ha reconocido la independencia de Kosovo.

Se prevé que el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya tarde entre uno y dos años en emitir su opinión.

Belgrado dice que buscar una opinión judicial neutra contribuirá a aliviar la tensión en la región, pero los partidarios de Kosovo dicen que ralentizará su integración internacional y alentará a otros países a retrasar su decisión sobre si reconocen a Kosovo.

Hubo 77 votos a favor, seis en contra y 74 abstenciones. Tras la votación, el ministro de Exteriores serbio, Vuk Jeremic, agradeció el apoyo de la Asamblea. La mayoría de los Veintisiete se abstuvieron y Estados Unidos, al igual que Albania, se opuso.

La enviada estadounidense ante la ONU, Rosmary DiCarlo, dijo a la Asamblea que la petición serbia era "innecesaria e inútil", añadiendo que "la independencia de Kosovo es irreversible".

La división en el seno de la UE fue clara. Chipre, Eslovaquia, Rumanía, Grecia y España no siguieron a la mayoría de la UE de abstenerse.

Diplomáticos occidentales en Nueva York que apoyan la independencia se han mostrado confiados en que el Tribunal de la Haya dictamine que la secesión de Serbia fue legal, pero algunos temen que los enclaves separatistas en varias partes del mundo aprovechen cualquier decisión para apoyar sus propios deseos independentistas.