Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Las Bolsas europeas no reaccionan a la acción concertada de recorte de tipos interés

EFE ·08/10/2008 - 20:11h

EFE - Un agente bursátil observa varios monitores en la Bolsa de Hamburgo, Alemania, hoy miércoles 8 de octubre. Debido a la crisis internacional, las bolsas alemanas abrieron hoy la jornada con fuertes pérdidas, pero se recuperaron tras el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de rebajar los tipos de interés en medio punto.

La acción concertada de los principales bancos centrales del mundo para bajar los tipos de interés no consiguió restaurar la confianza en los mercados internacionales, que volvieron a experimentar pérdidas importantes.

El principal selectivo del mercado español, el IBEX-35, cedió un 5,20%, retornando con ello a los niveles de 2005, mientras que el DAX 30 de Fráncfort lo hacía un 5,88%, hasta los 5.013,62 puntos, el nivel más bajo desde noviembre de 2006.

En esa misma línea, el índice CAC-40 de París se desplomó un 6,39%, el FTSE de Londres retrocedió un 5,18%; el SMI de Zúrich, un 5,51% y el S&P de Milán, el 5,71%.

Bruselas cedió un 7,36%; Viena, el 5,51%; Helsinki, el 4,37%; Dublín, un 7,42%; Lisboa, el 3,5%; Amsterdam, el 7,68 y así sucesivamente

En una jornada marcada por el caos global y la sucesión de anuncios contradictorios, los mercados no reaccionaron a la medicina que reclamaban desde el recrudecimiento de una crisis financiera convertida en crediticia: Una bajada de los tipos de interés.

La Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco Central Europeo (BCE) y los Bancos Centrales de Inglaterra, Suiza, Suecia y Canadá acordaron de forma coordinada esa bajada de tipos, medida a la que se sumaron después otros bancos emisores como el de China.

En la eurozona, ese recorte será de 50 puntos porcentuales, del 4,24% actual al 3,75%, a partir del 15 de octubre.

"La decisión adoptada hoy por los bancos centrales debería haber restaurado la confianza que estaba perdida, pero las bolsas han reaccionado de una forma absolutamente irracional", explicó el director de renta variable de Atlas Capital, Ignacio Cantos.

La reacción de los mercados europeos fue inicialmente positiva, pero el impulso dado por los bancos emisores se diluyó en una jornada que comenzó con malos augurios.

El desayuno de las plazas europeas fue un desplome del 9,38 por ciento de la Bolsa de Tokio, su mayor descenso desde 1987 y el ágape, el anuncio por parte del gobierno británico de un millonario plan de rescate del sistema financiero de la isla.

Londres destinará 62.000 millones de euros para estabilizar el sistema financiero del Reino Unido, dinero que servirá para comprar acciones en los principales bancos del país.

El anuncio de los bancos centrales fue un digestivo que sirvió el tiempo que tardaron los inversores en constatar que esa acción coordinada confirma la gravedad de la situación.

Pese a las declaraciones favorables de los gobiernos, expertos y bancos, el pánico de los inversores regresó al mercado.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no contribuyó a calmar el ambiente, pues la institución cree que la economía mundial camina al borde de la recesión.

El FMI rebajó sus pronósticos de crecimiento del 3,9 al 3,0 por ciento, y vaticinó estancamiento de economías como la de Alemania.

El resultado fue un nuevo desplome generalizado de las bolsas, más confusión y la misma desconfianza.

En el centro de una espiral de dimensiones que los analistas no se atreven a definir siguen estando los bancos y los industriales.

En Madrid, el Santander terminó la jornada con un bajada del 5,7%; Telefónica cedió el 5,76%; el BBVA, el 5,54%; Repsol, el 7,84%; Iberdrola, el 6,93% y Endesa, el 6,50%.

En Milán, las tres principales empresas italianas terminaron en números rojos: el coloso de los hidrocarburos ENI perdió un 9,81%, seguido por el banco Unicredit, que se desplomó un 12,58% y del Intesa Sanpaolo, que se dejó un 5,85%.

En Zúrich, la reaseguradora Swiss Re perdió el 11,08 por ciento, mientras que Swiss Life lo hizo el 4,30 por ciento; Baloise, el 8,42 y Zurich Financial, el 6,05 por ciento.

La caída más pronunciada la experimentó el banco Credit Suisse (16,14%), mientras que su competidor UBS cayó el 6,13%.

En Londres, Anglo American se desplomó un 8,74%; Barclays, un 2,7%; Antofagasta, un 8,43% y British Airways, un 5,69%.

En Fráncfort, las mayores depreciaciones correspondieron, una vez más, a los bancos, empezando por Deutsche Bank, que cedió un 9,26%, seguido de Postbank (-7,54%) e Hypo Real Estate (-6,56%).