Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Un agente forestal pierde el brazo debido a la bacteria 'comecarne'

La esposa del paciente considera que su marido se contagió durante la extinción de un incendio. Los expertos afirman que el caso es "rarísimo"

AGENCIA ·08/10/2008 - 19:50h

Un hombre de 62 años permanece ingresado en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de Requena, en Valencia, afectado de la bacteria come carne que le ha hecho perder el brazo izquierdo, según han informado fuentes sanitarias.

Federico García, que trabaja como brigada forestal, ingresó el pasado 15 de septiembre en el hospital, aunque una semana después se agravó su estado de salud, le amputaron el brazo y tuvo que ser ingresado en la UCI del centro sanitario. Francisco García permanece "estable dentro de la gravedad". Está entubado y, según su mujer, hoy los médicos determinarán si pueden ir retirando la intubación "poco a poco, porque los pulmones se le encharcaban y tuvo un amago de infarto. La bacteria le ataca por todos los lados, aunque parece que está saliendo".

El paciente está afectado por la bacteria Streptococcus pyogenes, un organismo bacteriano que ocasiona una amplia variedad de infecciones cutáneas y sistémicas, entre ellas la fascitis necrotizante, conocidas como "enfermedad de la bacteria come carne".

Posible contagio 

La esposa del hombre afectado considera que su marido se contagió durante la extinción de un incendio en el que se golpeó la mano izquierda con la manguera.

"Llevamos dieciocho días que un día se muere, otro no y aquí, solos"

La mujer del agente forestal ha anunciado que el caso está en manos de un abogado porque van a denunciar lo sucedido, al considerar que se trata de una accidente laboral y no de una enfermedad. Según ha podido averiguar, la bacteria se contagia al contacto con la piel "al haber temperaturas extremas o agua estancada".

Según su mujer, Francisco comenzó a sentirse "muy mal" la madrugada del 14 de septiembre porque el brazo "le dolía" y pensó que había sido porque había sufrido un golpe con la manguera durante la extinción del incendio.

El calmante no remitió el dolor y por esa razón llamó a un compañero para que le acercara al dispensario y le dieran una medicación, aunque comenzó a tener fiebre y lo ingresaron "con más de 40 grados y desvariando" en el hospital, donde le operaron de urgencia.

Según María del Carmen Castillo, su marido "tenía una bacteria muy asesina que se come las arterias y se le ha comido materialmente el brazo", y ha explicado que observaron que tenía una pequeña herida -"una conchita chiquitina"- en un dedo, "por la que al parecer pasó la bacteria".

Según ha explicado, en el momento en que ingresó le administraron antibiótico, "que es lo único que frena la bacteria", y ha destacado la labor de los médicos del centro hospitalario, de quienes ha dicho que han sido "maravillosos". "Llevamos dieciocho días que un día se muere, otro no y aquí, solos", ha lamentado.

Un caso "rarísimo"


El microbiólogo del Hospital de Requena Jose María García ha asegurado hoy que el caso del forestal ingresado en la UCI de este centro sanitario afectado por la bacteria "come carne" es "poco normal e incluso rarísimo".

Según ha explicado este experto, la bacteria denominada "streptococcus pyogenes", que le ha causado a Federico García la amputación de su brazo izquierdo, es un "patógeno de piel y mucosa" que procede en su mayoría de la garganta.

Se trata, ha añadido, de una bacteria común a la que, a su juicio, se le ha puesto "un mote que no le corresponde" al llamarla "come carne", como así la ha definido hoy fuentes sanitarias.

El experto ha señalado que las infecciones por esta bacteria son más o menos agresivas, dependiendo del huésped afectado, y aunque ha declinado hablar detalladamente del caso de Federico García, ha indicado que algunas de estas bacterias "tienen mejores recursos para invadir" y no afectan por igual a todos los pacientes.