Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Hay una crisis humana global por malnutrición además de una financiera, afirma Zoellick

EFE ·08/10/2008 - 19:48h

EFE - En la imagen, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick.

El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, afirmó hoy que además de una crisis financiera global hay una crisis humana que hará que la cifra de personas malnutridas aumente este año en el mundo en 44 millones.

El organismo multilateral estima que a finales de este año habrá 967 millones de personas malnutridas en el planeta como consecuencia del fuerte repunte en el precio de los alimentos y los combustibles.

"Muchos olvidan que también hay una crisis humana en muchos países", explicó Zoellick en una rueda de prensa en el marco de los actos previos de la Asamblea anual conjunta del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que se celebrará este fin de semana en la capital estadounidense.

Ese repunte global de la comida y los combustibles afecta sobre todo a África, según un informe publicado hoy por el Banco, que señala que el fenómeno castiga también a varios países de América Latina y el Caribe, como República Dominicana, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua y Panamá.

En todos esos países, según las cifras que maneja el Banco Mundial, la tasa de desnutrición es igual o superior a la media mundial del 14 por ciento de la población.

Zoellick recordó que las crisis económicas tienen un impacto a largo plazo sobre la salud y perspectivas de futuro de los habitantes de los países más frágiles del planeta.

Mencionó que la crisis económica peruana que se prolongó entre 1988 y 1992 provocó un repunte de la mortalidad infantil, al igual que ocurrió con la crisis de Indonesia de 1997 y 1998.

Recomendó que se amplíen los programas ya existentes de protección social, como los que vinculan la transferencia de efectivo para que los niños de las familias que reciben la ayuda se vacunen y acudan a la escuela.

Otra de las prioridades, según Zoellick, debe de ser el redoblar la ayuda en nutrición a los niños y mujeres embarazadas.