Miércoles, 8 de Octubre de 2008

El FMI dice que la economía mundial entra en un "declive mayor"

Reuters ·08/10/2008 - 17:30h

En su peor pronóstico en años, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el miércoles que la economía mundial apunta a un declive de proporciones mayores, en un momento en que Estados Unidos y Europa ya están en recesión o al borde de ese tipo de contracción.

Respecto a España, el FMI pronosticó una contracción del 0,2 por ciento para la economía española en 2009 frente a la previsión anterior de un crecimiento de un 1,2 por ciento.

El FMI prevé que la economía española cierre 2008 con un crecimiento del 1,4 por ciento frente a una estimación anterior de un aumento del PIB del 1,8 por ciento.

El organismo dijo que la conmoción financiera, que aún sigue en desarrollo y ha sido la más violenta desde la década de 1930, tendrá un fuerte peso sobre la actividad económica, mientras los mercados se enfrentan a una crisis de confianza y el crédito a nivel global se ha cortado.

Esta evaluación del FMI fue realizada antes de que los principales bancos centrales del mundo anunciaran el miércoles un recorte coordinado de los tipos de interés para contener las turbulencias financieras.

La iniciativa conjunta siguió a semanas de altibajos sin precedentes en los mercados globales, lo que congeló a los mercados monetarios, incluso cuando los bancos centrales han inyectado miles de millones de dólares en el sistema financiero global.

En su informe, el FMI advirtió que las condiciones del crédito siguen siendo muy difíciles, limitando las perspectivas de crecimiento global.

"La economía mundial está entrando ahora en un declive mayor de cara al 'shock' más peligroso para los mercados financieros desde la década de 1930", dijo el FMI en su Panorama Económico Mundial.

En retrospectiva, el FMI dijo que unas políticas económicas y reguladoras laxas probablemente permitieron que la economía mundial "excediera su límite de velocidad". Al mismo tiempo, los fallos del mercado, junto con errores en las políticas, facilitaron la acumulación de tensiones.

Ahora, la economía mundial pagará el precio.

El FMI rebajó su proyección para el crecimiento mundial en 2009 al tres por ciento, que sería el menor ritmo en siete años, desde una proyección de 3,9 por ciento en julio, y advirtió que cualquier recuperación sería inusualmente lenta.

El organismo dijo que el crecimiento de este año sería de 3,9 por ciento, algo menos que el 4,1 por ciento estimado en julio.

El FMI anticipó que la economía estadounidense se frenará en seco y advirtió que cada vez es más probable una recesión, pues el Producto Interior Bruto (PIB) probablemente se contraerá en el último trimestre de este año y el primer trimestre de 2009.

Para el próximo año, proyecta una expansión estadounidense de sólo 0,1 por ciento.

El curso a corto plazo de la economía estadounidense, dijo el FMI, en gran medida dependerá de la efectividad de las recientes iniciativas del Gobierno para combatir la propagación de la crisis del crédito.

En Europa, la crisis ha estancado la expansión y se necesitan un recorte de los tipos de interés y medidas decisivas de los Gobiernos para restablecer la confianza y evitar una desaceleración duradera, dijo el informe.

Según el Fondo, las potencias asiáticas China e India también registrarán un crecimiento más lento por el debilitamiento de las exportaciones, pero deberían continuar respaldadas por un consumo privado sólido.

/Por Lesley Wroughton/