Miércoles, 8 de Octubre de 2008

La crisis económica podría dañar las ventas de Nokia

Reuters ·08/10/2008 - 17:19h

Nokia, el mayor fabricante de móviles del mundo, podría registrar una caída de los beneficios en su tercer trimestre fiscal respecto al año pasado, ya que la crisis económica ha afectado la cantidad de dinero que los consumidores destinan a dispositivos electrónicos.

El grupo finlandés advirtió el 5 de septiembre que su cuota de mercado en el tercer trimestre va a descender y dijo que esperaba que el mercado de móviles se viera afectado en 2008 por el debilitamiento de la confianza de los consumidores en muchos mercados. También se refirió a la dura competencia en los mercados emergentes, su bastión tradicional.

Se espera que Nokia venda 120 millones de teléfonos en el trimestre, un aumento de sólo un siete por ciento con respecto al año anterior, con la caída de las ventas en los mercados de países desarrollados no pudiendo compensar el crecimiento de los mercados emergentes.

Nokia había tenido cifras con un crecimiento superior al 20 por ciento durante varios trimestres.

Los analistas esperan que sus ventas de móviles caigan un dos por ciento con respecto al trimestre anterior, mientras la empresa ha evitado la batalla de precios más dura, esperando proteger sus beneficios.

El 5 de septiembre la compañía se aferró a sus previsiones sobre un crecimiento del volumen del mercado de al menos un 10 por ciento y agregó que esperaba tener un aumento de su cuota de mercado.

Nokia tiene un posición fuerte en los mercados emergentes, acaparando más de la mitad de las ventas del sector en África y en muchos países de Asia.

"La competencia en los mercados emergentes se acelera, y la supremacía de Nokia ahí se está deteriorando", dijo el analista de Evli Mikko Ervasti.

Aunque los directivos de la industria dicen a menudo que la última cosa a la que los consumidores renunciarían para ahorrar dinero son los teléfonos, los analistas dicen que se están alargando los ciclos de vida de los dispositivos debido la debilidad de las economías en todo el mundo.

"2009 será un año difícil para la industria debido a la situación económica", afirmó Ervasti.