Miércoles, 8 de Octubre de 2008

El presunto asesino de Mari Luz se enfrenta a su cuarto juicio por abuso a una menor

El fiscal pide para Santiago del Valle tres años de cárcel aplicando la agravante de reincidencia

EFE ·08/10/2008 - 19:12h

Santiago del Valle, encarcelado por la muerte de la pequeña Mari Luz Cortés, será sometido el próximo 20 de noviembre a su cuarto juicio por abusos sexuales a menores, en este caso una niña de cuatro años, un delito por el que el fiscal pide para él tres años de cárcel aplicando la agravante de reincidencia.

Fuentes del caso han dicho que el juzgado penal 5 de Sevilla enjuiciará a Del Valle por un presunto abuso cometido el 8 de diciembre de 2006 en el patio comunitario de Sevilla donde vivía la menor. Este hecho fue presenciado por una vecina que le recriminó su acción, ante lo cual el acusado huyó del lugar.

Éste será el cuarto juicio que se celebre en los últimos años contra del Valle por presuntos abusos sexuales a menores, ya que sobre él pesa una condena de 21 meses por abusar de su propia hija de 5 años, otra de dos años por tocamientos libidinosos a una niña en Sevilla, y en julio pasado aceptó dos años y medio de prisión por abuso sexual a una menor en Gijón.

Sobre él pesa una condena de 21 meses por abusar de su propia hija de 5 años

La Fiscalía de Sevilla ha pedido para él 3 años de cárcel y 10.000 euros de indemnización, la máxima pena, considerando la agravante de reincidencia y la especial vulnerabilidad de la víctima, al ser una niña de 4 años, han explicado fuentes judiciales.

"No hay pruebas suficientes de los abusos"

La defensa, por su parte, ha dicho que solicitará la absolución pues considera que no hay pruebas suficientes de los abusos, porque la madre de la niña no llegó a ver al acusado pese a que inicialmente dijo que sí, y la vecina solo le vio de lado.

Por su parte, la acusación particular que ejercen los padres solicita tres años de cárcel, 12.000 euros de indemnización y la prohibición de acercarse a la niña durante cinco años.

Las acusaciones no aprecian en el imputado ninguna atenuante, pues la esquizofrenia que padece "no le impide discernir la ilegalidad de sus actos", según el informe forense a que fue sometido en la cárcel de Albolote (Granada), donde empezó a cumplir prisión preventiva por el caso Mari Luz.

Cinco de las nueve causas judiciales recientes que pesan sobre Del Valle están referidas a abusos sexuales a menores, pese a lo cual el acusado se encontraba en libertad cuando presuntamente participó en la muerte de la pequeña onubense Mari Luz Cortés, en enero pasado.

Los abusos que serán juzgados ahora estaban siendo investigados por el juzgado de instrucción 8 de Sevilla, ante el cual el imputado se estaba presentando puntualmente los días 1 y 15 de cada mes, pese a que al mismo tiempo estaba en paradero desconocido para cumplir los 21 meses de cárcel por abusar de su hija.

Noticias Relacionadas