Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Los bancos centrales bajan los tipos ante el clamor a intervenir

Reuters ·08/10/2008 - 16:45h

Los principales bancos centrales del mundo recortaron el miércoles al unísono los tipos de interés en una respuesta conjunta al clamor internacional para que actuaran unidos en el intento de contener la peor crisis financiera internacional desde la Gran Depresión.

El BCE bajó su tipo de interés clave en medio punto al 3,75 por ciento, en el primer recorte de tipos desde 2003. La Reserva Federal bajó el tipo de los fondos federales en la misma proporción al 1,5 por ciento, y China y los bancos centrales de Reino Unido, Suiza, Suecia y Canadá hicieron lo propio en una respuesta coordinada que los analistas habían estado demandando.

El anuncio desató la actividad en las bolsas mundiales, que han visto desaparecer billones de euros en el último año. El Dow Jones caía por la tarde después de que las bolsas europeas cerraran con un descenso del seis por ciento. Entre ellas, el índice español del Ibex-35 perdió más de un cinco por ciento.

La turbulencia financiera en Europa continuó, con Reino Unido ofreciendo inyectar al menos 50.000 millones de libras (unos 64.275 millones de euros) de dinero de los contribuyentes para ayudar a sus principales bancos a sobrevivir a la crisis, mientras Islandia tomó el poder de dos de sus grandes bancos, dejó de apoyar a su atribulada divisa y buscó un préstamo de emergencia de Rusia.

"¿Durará? Esa es la duda", dijo Michael Farr, presidente de la firma de inversiones Farr, Miller & Washington.

Los recortes coordinados de tipos incluyeron por primera vez a China. El Banco de Japón dijo que no veía necesidad de recortar los suyos pero que apoyaba con fuerza la acción coordinada.

"Los bancos centrales del mundo se han despertado por fin y han visto la gravedad de la situación", dijo Charles Diebel, director de estrategia de tipos de interés en Nomura. "Este es un paso muy importante para convencer al mundo de que hablan en serio sobre estabilizar la situación".

DUDAS

Aunque esta decisión debería devolver algo de confianza a los inversores y ayudar a calmar a los turbulentos mercados, también reducen el margen de maniobra de la Fed, con sus tipos ya próximos a cero.

"¿Ayudará a los mercados? Eso es cuestionable a corto plazo", indicó el economista de Commerzbank Peter Dixon. "¿Ayudará a la economía? No, porque básicamente habrá que pasar las próximas semanas, meses y años para saber exactamente cuáles son las implicaciones que van a tener los eventos recientes".

Las bolsas han seguido cayendo a pesar del plan de 700.000 millones de dólares aprobado la semana pasada por Estados Unidos para rescatar a sus bancos en dificultades, arreglar sus cuentas y que puedan volver a conceder créditos.

Aunque las tasas de préstamos interbancarios a corto plazo cayeron después de los recortes de los bancos centrales, los tipos a largo plazo se mantuvieron tozudamente altas, lo que sugiere que los bancos no tienen todavía la confianza suficiente para acabar con el atasco crediticio.

A este panorama se sumó la predicción más sombría del Fondo Monetario Internacional en varios años, ya que dijo que la economía mundial se dirige hacia una depresión, y que tanto Estados Unidos como Europa caerán o rozarán la recesión.

/Por Daniel Trotta/