Miércoles, 8 de Octubre de 2008

El FMI corta drásticamente las perspectivas económicas mundiales

EFE ·08/10/2008 - 17:58h

EFE - El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, durante una rueda de prensa.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cortó hoy de forma drástica sus pronósticos económicos para el mundo por causa de la crisis financiera, que llevará a los países avanzados a la recesión o a crecimientos mínimos.

"Afrontamos tiempos difíciles, con un crecimiento cero en los países avanzados y un crecimiento mundial bajo", advirtió en una rueda de prensa sombría Olivier Blanchard, el economista jefe del FMI.

Hasta hace un año, el mundo contaba con la carrerilla de cuatro años de crecimiento del 5 por ciento de media, el mejor desempeño en más de 30 años.

El frenazo será tremendo, a juicio del FMI, que cree que la actividad económica del planeta aumentará este año un 3,9 por ciento, dos décimas menos que lo que había anticipado en julio, y sólo un 3 por ciento en 2009, nueve décimas menos que su anterior cálculo, según indicó en su informe "Perspectivas Económicas Mundiales", divulgado hoy.

En el pasado, el FMI había considerado un crecimiento mundial del 3 por ciento como "equivalente" a una recesión global, pero hoy Blanchard dijo que el organismo había revisado su definición.

Se llame de una forma o de otra, el período en el que entra el mundo será doloroso, especialmente para los países avanzados.

Sus autoridades son conscientes de ello y hoy la Reserva Federal estadounidense, el Banco Central Europeo (BCE) y otros bancos centrales recortaron las tasas de interés de forma coordinada para estimular el flujo del crédito, que es la energía vital de la economía.

Blanchard dijo que se trata "de un paso en la dirección correcta", pero dijo que "puede ser necesario más".

El FMI cree que los gobiernos tendrán que usar dinero público para revitalizar los mercados financieros, que están prácticamente paralizados por el miedo.

Blanchard pidió a los países europeos en particular que superen sus divisiones internas y adopten "planes coherentes" contra la crisis.

Las previsiones económicas del FMI asumen que habrá un acuerdo de ese tipo en Europa y que, junto con Estados Unidos, sus intervenciones estabilizarán el sistema financiero y evitarán nuevas quiebras de bancos capaces de hundirlo.

Incluso el eventual éxito de la intervención pública no evitará tragos muy amargos en los países más desarrollados.

El organismo cree que las economías de Italia, España y el Reino Unido se encogerán el próximo año, mientras que la zona euro en su conjunto estará en la cuerda floja, con un crecimiento del 0,1 por ciento.

Estados Unidos probablemente entre en una recesión en el último trimestre de este año y el primero de 2009, y registrará un crecimiento medio de tan sólo el 0,2 por ciento el año que viene, según el Fondo.

Además, el repunte previsto a finales de 2009 en el mundo desarrollado "será excepcionalmente gradual", según el informe.

Esas cifras están muy por debajo de los pronósticos adelantados por el FMI hace menos de tres meses.

Desde entonces, las economías avanzadas han dado nuevas señales de desaceleración, al tiempo que la crisis financiera se ha agravado durante dos semanas de infarto en las que han sucumbido bancos importantes a ambos lados del Atlántico.

El FMI opina que las condiciones financieras "probablemente sigan muy complicadas" y podrían dar un golpe aún mayor a la economía mundial.

Uno de los riesgos es que la restricción del crédito sea más profunda que lo anticipado y ahogue las ventas de automóviles y viviendas, y ponga en apuros a todo el sector empresarial.

El otro peligro es que la caída del mercado inmobiliario de Estados Unidos no toque fondo en 2009, como prevé el FMI, y se amplíe la crisis de la vivienda en Europa.

Los países emergentes, por su parte, seguirán siendo una fuente de apoyo a la economía mundial, pero no serán inmunes a la crisis.

Como grupo crecerán un 6,9 por ciento este año y ocho décimas menos en 2009, después de que el FMI redujera sus previsiones para la mayoría de los países.

"Estas economías no sufrirán la ralentización aguda o la recesión" típica de otros períodos de desaceleración global, dijo Charles Collyns, el "número dos" del departamento de análisis del FMI.