Miércoles, 8 de Octubre de 2008

El Ricoh quiere volver a ser el único equipo al que el TAU no ha ganado

EFE ·08/10/2008 - 17:55h

EFE - El pívot bosnio y el alero estadounidense del Tau Cerámica Stanko Barac (d) y Pete Mickael (i).

Con la moral bien alta por haber iniciado la Liga con una victoria, el Ricoh Manresa visita mañana al Tau Cerámica, el vigente campeón de la competición, con la intención de repetir el logro del año pasado: ganar a los vitorianos los dos partidos de la fase regular.

El entrenador del Manresa, Jaume Ponsarnau, ha recordado que la hazaña de la temporada anterior representa "un punto de orgullo" para el equipo. "El año pasado fuimos el único equipo que el Tau no pudo vencer. Ojalá se pueda continuar con la tradición", ha señalado el técnico.

Eso sí, Ponsarnau ha explicado que "ésta es otra temporada, éste es otro equipo y hay que pensar partido a partido". El objetivo no es fácil, pues el Tau continúa siendo uno de los equipos más fuertes de la Liga y, con la vuelta de Dusko Ivanovic al banquillo, ya ha ganado el primer título de la temporada, la Supercopa de España.

El Ricoh afronta la segunda de las tres citas que disputa esta semana con los mismos jugadores que ganaron 'in extremis' el domingo pasado al Cajasol, con la baja del base Javi Rodríguez, que sigue recuperándose de su lesión en una mano.

Los manresanos demostraron en su estreno algunas de sus virtudes, como la intensidad defensiva para ahogar el juego de los rivales, pero también dejaron a la luz sus puntos débiles, sobretodo la incapacidad para rematar una amplia diferencia en el marcador, ya que el Ricoh llegó a ganar de 17 puntos.

El Tau también empezó la temporada con una victoria, pero más sufrida al disputar en la pista del Menorca un partido que finalmente venció por 77-79 y con la jugada más controvertida de la primera jornada, en la que los colegiados anularon una canasta del local Jeter que hubiese conducido a la prórroga.

En las filas vitorianas se mantiene la importante baja del pívot brasileño Tiago Splitter. En este sentido, el entrenador del Manresa ha comentado que el equipo rival está configurado "para luchar por todas las competiciones que disputa" y, aunque ahora cuenta con alguna baja, "ha demostrado una capacidad para sobreponerse a las ausencias y ser competitivos ante estas situaciones".

Ponsarnau ha añadido que el Ricoh "se enfrenta a un equipo muy potente, que jugará muy bien desde fuera para adentro y, desde dentro, generando lanzamientos para sus hombres interiores o exteriores, o bien para que Pete Mickeal juegue de espalda a canasta".