Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Las potencias económicas suspenden el examen para preservar la biodiversidad

Así lo acredita un estudio presentado en el Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Barcelona

EFE ·08/10/2008 - 17:12h

Las principales potencias económicas del mundo se están retrasando en lograr los objetivos de preservación de la biodiversidad para el año 2010 fijados por ellas mismas y muestran un cumplimiento "entre medio y bajo", según un informe de la asociación medioambiental "Cuenta Atrás 2010".

El estudio, presentado en Barcelona en el marco del Congreso Mundial de la Naturaleza, alerta a los países del G8+5 de que deben emplearse más a fondo si quieren cumplir los compromisos adquiridos para reducir de manera significativa la pérdida de biodiversidad.

Sebastian Winkler, responsable de "Cuenta Atrás 2010", miembro de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), ha asegurado este miércoles que este informe complementa otros estudios sobre indicadores de biodiversidad y es un instrumento de valor para los países implicados en la preservación de su biodiversidad.

El seguimiento de los cumplimientos de los objetivos en materia de biodiversidad de los ocho grandes -Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia, Reino Unido y EEUU-, además de las de cinco economías emergentes -Brasil, China, la India, México y Sudáfrica-, demuestra que, en general, éstos "no están progresando con rapidez".

LLamamiento 

"Estos países no están trabajando suficiente. Necesitamos de una vez por todas que los gobiernos sean conscientes de la necesidad de llevar a cabo acciones para alcanzar los objetivos marcados", ha insistido Gordon Shepherd, de la Organización No Gubernamental (ONG) WWF Internacional.

Los autores del estudio apuntan que el 84% de las estrategias y planes de actuación que se llevan a cabo no incluyen ninguna iniciativa ni actividades vinculadas con el cambio climático.

Los países asiáticosmenos efectivos en el cumplimiento son los que están siendo

 

El informe destaca que los países asiáticos son los que están siendo menos efectivos en el cumplimiento de los compromisos, que tienen que ver con la conservación de áreas forestales o la lucha contra el comercio y la caza ilegal de animales.

También es "muy poco significativa" la incorporación de la biodiversidad como criterio a tener en cuenta en las políticas que se llevan a cabo en sectores más ajenos al medio ambiente en la mayoría de los países.

Pese a esta evaluación pesimista, "Cuenta atrás 2010" apunta algunas iniciativas positivas, como el trabajo que están realizando varias redes de protección de la biodiversidad en Canadá, Alemania, Francia y Japón, y las del uso de una certificación para los bosques como herramienta de trabajo en algunos países.

Por otra parte, los autores del informe han alertado de que es necesario mejorar la financiación que se destina a los programas de conservación de la biodiversidad.

Winkler se ha mostrado optimista respecto a la posibilidad de aprovechar la actual crisis financiera para concienciar a la población sobre la necesidad de fijar prioridades, entre las que debe aparecer la protección de la biodiversidad.

Noticias Relacionadas