Miércoles, 8 de Octubre de 2008

El FMI dice que Europa se enfrenta a una notable ralentización

Reuters ·08/10/2008 - 13:56h

Las extraordinarias turbulencias financieras han provocado un estancamiento del crecimiento económico europeo y exigen acciones decisivas por parte de los Gobiernos en aras de restaurar la confianza y evitar una ralentización duradera, dijo el miércoles el FMI.

En su última previsión para la economía mundial, el Fondo Monetario Internacional dice que "Europa Occidental está siendo sacudida por importantes 'shocks' que están debilitando la actividad económica" y que "los indicadores sugieren ahora que muchos países se acercan o entran en recesión".

Este miércoles, el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra (BOE), la Reserva Federal estadounidense y los bancos centrales de Suecia, Suiza y Canadá anunciaron de manera coordinada un recorte de los tipos de interés de 50 puntos básicos.

El FMI ya había recomendado tanto al BOE como al BCE una rebaja del precio del dinero advirtiendo de una ligera contracción el año que viene para la economía británica y de un crecimiento lento en la eurozona.

Los ministros de Finanzas y los gobernadores de bancos centrales del Reino Unido y de los 13 países del euro estarán este fin de semana en la reunión de otoño que organiza el FMI, y este organismo ha pedido que aprovechen la oportunidad para presentar un frente único contra la crisis de los mercados financieros.

"Restablecer la confianza en estos momentos requiere un compromiso decisivo para tomar acciones concertadas y coordinadas que alivien las tensiones financieras y eviten un retroceso en la integración financiera europea", señaló el Fondo.

Sus economías se han visto golpeadas por la contracción global del crédito provocado por el derrumbamiento el año pasado del mercado hipotecario 'subprime' en EEUU.

Sólo los mercados inmobiliarios de Reino Unido, Irlanda y España experimentaron un crecimiento equiparable al de EEUU en los últimos cuatro años. Pero toda la zona sufrirá las estrecheces en materia de financiación mientras la fortaleza del euro contendrá las exportaciones.