Miércoles, 8 de Octubre de 2008

La Fundación Mapfre inaugura sus nuevas salas con dos exposiciones "de lujo"

EFE ·08/10/2008 - 15:44h

EFE - "Niños en la playa" (i) y "Corriendo por la playa", de Sorolla, que junto a obras de Degas, Miró, Zuloaga, Picasso y del fotógrafo Nicholas Nixon forman la muestra con la que la Fundación Mapfre, en colaboración con el Museo d'Orsay de París y el MASP de Sao Paulo, abre sus nuevas salas de exposiciones en Madrid.

Con dos exposiciones "de lujo" dedicadas al proceso de creación de Degas y a los artistas españoles fundamentales del cambio del siglo XIX al XX, la Fundación Mapfre inaugura las salas de exposiciones situadas en la nueva sede de su Instituto de Cultura, con las que Madrid gana mil metros cuadrados de espacio expositivo.

A "Degas. El proceso de la creación" y "Entre dos siglos. España 1900" se une la serie "Las hermanas Brown" del fotógrafo Nicholas Nixon, perteneciente a las colecciones de la Fundación Mapfre y que se exhibe en la sala de la planta sótano, que estará dedicada principalmente a exposiciones de dibujo.

La muestra sobre el artista francés supone la presentación por primera vez en España de una exposición monográfica sobre él y reúne la colección completa de 73 esculturas pertenecientes al MASP, Museo de Arte de Sao Paulo, además de seis óleos; trece pasteles, que salen del Museo d'Dorsay por primera vez desde hace treinta y cinco años; catorce dibujos, trece grabados y tres fotografías.

"Degas fue el menos impresionista entre los impresionistas, que pintó interiores y con luz artificial. Dedicó gran parte de su trabajo a hacer esculturas, disciplina a la que acudía cuando ya no sabía cómo seguir adelante en la pintura", comentó durante la presentación de las exposiciones Pablo Jiménez Burillo, director del Instituto de Cultura y comisario de sendas muestras, que se abrirán al público el próximo día 14.

Se trata "de uno de los grandes artistas de la modernidad, pero de una modernidad construida con los valores compositivos clásicos, como el dibujo, la línea y la perspectiva".

En su opinión, cuando se habla de escultura contemporánea hay que hablar de tres pintores: de Degas, Matisse y Picasso. "En los principios de la modernidad, los problemas de la pintura van en paralelo con la escultura".

El público podrá disfrutar en esta exposición de algunas de las obras maestras de referencia de los principales motivos en los que se basaron sus investigaciones como las bailarinas, las mujeres en su aseo o los caballos de carreras. Entre ellas se encuentran "Pequeña bailarina de catorce años", escultura en bronce que conserva la falda de tela que le puso el artista y los pasteles "El barreño" o "Fin de arabesque".

"Esta exposición es un hito, con obras que no van a volver a salir de sus lugares en mucho tiempo, que proporciona una visión de Degas totalmente renovada. Es un artista moderno y en esta exposición se puede apreciar cómo va más allá en su proceso de creación".

En los cuatrocientos metros cuadrados de la sala situada en la primera planta, 89 obras relevantes de los artistas más significativos y fundamentales del panorama español de fin de siglo permiten revisar el arte español y muestran una nueva manera de entender el arte moderno y la vanguardia.

"Entre dos siglos. España 1900" quiere ser punto de llegada de una reflexión y un trabajo de investigación que la Fundación Mapfre inició hace quince años", señaló Jiménez Burillo, quien dijo mostrarse satisfecho de haber aportado con esta muestra un punto de vista diferente del arte español.

La ambiciosa exposición analiza la enorme riqueza y diversidad creativa del arte español de finales del siglo XIX y principios del siglo XX y da una idea de una España moderna y dinámica. "En este discurso de arte moderno nos encontramos con Picasso, Dalí y Miró. La vanguardia internacional no está disociada del arte español".

En este contexto, entendido como encrucijada de tendencias culturales y movimientos artísticos, se incluyen artistas como Anglada Camarasa, Brull, Casas, Mir, Rusiñol, Nonell, Modest Urgell, Julio González o el joven Picasso.

Junto a estos, Torres García, Sunyer, Zuloaga, Solana, Sorolla, Julio Romero de Torres, Viladrich, Darío de Regoyos, Echevarría, Iturrino, Arteta o Dalí y Miró que experimentan con los lenguajes de la modernidad antes de encontrar su ruta hacia el surrealismo.

En la tercera exposición, "Colecciones Mapfre Nicholas Nixon. Las hermanas Brown", se muestra una de las series emblemáticas de la fotografía contemporánea. Desde 1975, Nicholas Nixon realiza todos los años una fotografía de su mujer Bebe y sus cuñadas Mimi, Laurie y Heather.

Las cuatro mujeres aparecen retratadas siempre en el mismo orden, mirando al objetivo dando "una sensación del paso del tiempo", comentó Pablo Jiménez Burillo.

Mila Trenas.