Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Nobel de Química para descubridores de proteínas fluorescentes

Reuters ·08/10/2008 - 12:38h

Dos científicos estadounidenses y uno japonés recibieron el premio Nobel de Química 2008 por su descubrimiento de las proteínas verdes fluorescentes, que se han convertido en una herramienta clave en la biociencia, informó el miércoles el comité del galardón.

El prestigioso premio de 10 millones de coronas suecas (1,4 millones de dólares) reconoció al japonés Osamu Shimomura y a los estadounidenses Martin Chalfie y Roger Tsien por su hallazgo de la proteína fluorescente GFP, que fue observada por primera vez en la medusa Aequorea Victoria en 1962.

"El Nobel de Química de este año premia el descubrimiento inicial de la GFP y una serie de importantes desarrollos que han llevado a su utilización como elemento marcador en biociencia", dijo el Comité de Química del Nobel de la Real Academia de las Ciencias en un comunicado.

"Desde entonces, esta proteína se ha convertido en una de las más importantes herramientas usadas en la biociencia contemporánea. Con la ayuda de GFP, los investigadores han desarrollado caminos para ver procesos que previamente eran invisibles, como el desarrollo de las células nerviosas en el cerebro o cómo se propagan las células cancerosas", agregó.

Shimomura aisló primero la proteína en medusas que flotan en la costa oeste de América del Norte, y descubrió que la proteína brillaban en color verde bajo luz ultravioleta.

Chalfie tomó el descubrimiento para demostrar el valor de GFP como un marcador genético luminoso para fenómenos biológicos.

El fuerte color verde de la proteína aparece bajo la luz azul y ultravioleta, permitiendo a investigadores para iluminar tumores cancerosos en crecimiento, mostrar el desarrollo del Mal de Alzheimer en el cerebro, o el crecimiento de bacterias dañinas.

Todos excepto uno de los premios se empezaron a conceder en el siglo XIX patrocinados por el descubridor de la dinamita Alfred Nobel, y se conceden desde 1901. El premio de Economía lo estableció el Banco Central de Suecia en 1968.