Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Londres compra un boceto de Rubens por 14 millones de euros

Reuters ·08/10/2008 - 12:01h

Un importante boceto del maestro flamenco Pedro Pablo Rubens valorado en más de 11 millones de libras (unos 14 millones de euros) se exhibirá permanente al público en Reino Unido tras ser adquirido con fondos privados, públicos y benéficos.

La Tate Gallery, que encabezó la campaña para mantener el boceto al óleo en manos públicas, anunció el miércoles que se habían alcanzado los fondos necesarios justo a tiempo para el plazo del 30 de septiembre.

El vendedor también aceptó bajar el precio inicial en 300.000 libras (unos 385.000 euros) para ayudar a cerrar el trato, según la galería.

El óleo data de entre 1628 y 1630 y se trata de un boceto para nueve grandes paneles de Rubens que adornan el techo de la 'Banqueting House' del centro de Londres. Muestra al rey Jaime I de diversas formas, siendo juzgado y elevándose hacia el cielo.

Los paneles fueron pintados en los estudios de Rubens en Amberes, por lo que el artista nunca los vio en su emplazamiento final. Fueron encargados por el rey Carlos I en honor de su padre Jaime I.

En 1649, unos 15 años después de completarse, Carlos I caminó a través de la 'Banqueting House' y pasó bajo las pinturas camino a su ejecución en un patíbulo erigido en el exterior.

Tomando en consideración los impuestos, la Tate y sus socios tuvieron que poner seis millones de libras para salvar la obra, llamada "La apoteosis de Jaime I: Múltiples bocetos para el techo de la 'Banqueting House'". Después la cifra se redujo a 5,7 millones.

"Estoy emocionado porque se ha salvado el boceto de Rubens para la nación y ahora estará permanentemente en exposición en la Tate Britain", declaró Stephen Deuchar, director de la galería.

"Este es el primer Rubens que entra en la colección de la Tate, es un tesoro único en la historia del arte británico (...) y al adquirir esta pintura podemos empezar a representar la magnitud de la importancia de Rubens en la cultura británica".

El dinero fue recaudado por el National Heritage Memorial Fund, que es el fondo británico para tesoros nacionales, el Art Fund y el grupo de miembros de la Tate.

La obra había estado en una colección privada en Inglaterra durante más de 200 años.