Miércoles, 8 de Octubre de 2008

La UE propone nuevas normas para proteger al consumidor online

Reuters ·08/10/2008 - 11:07h

La Comisión Europea tiene previsto desvelar el miércoles una propuesta que facilitará y hará más seguras las transacciones online para los consumidores de los Veintisiete, según un documento al que tuvo acceso Reuters.

Aproximadamente un tercio de los consumidores de la UE, o unas 150 millones de personas, compran ya en Internet. Pero sólo 30 millones de ellos lo hacen de forma transfronteriza, y las nuevas normas están destinadas a alentar esas compras en el extranjero.

La Comisión Europea quiere acabar con las barreras para los productos y servicios transfronterizos para incrementar la competencia, ofrecer a los negocios un mercado más amplio y reducir el precio para el consumidor.

La propuesta de la comisaria de Asuntos para el Consumidor, Meglena Kuneva, garantizará a los ciudadanos, siempre que compren en la UE, una información clara sobre el precio y los cargos adicionales y tarifas antes de aceptar una transacción.

Reforzará la protección al consumidor en los envíos con retraso y en la no recepción de productos y asegurará unos derechos del consumidor más estrictos en toda la UE en áreas como los cambios, los reembolsos, reparaciones, garantías y términos injustos de un contrato.

Las normas, que habrán de aprobar el Parlamento Europeo y los gobiernos de los distintos países antes de convertirse en ley, están destinadas a reforzar la protección y cerrar los vacíos en áreas clave que minan la confianza del consumidor.

La nueva Directiva de Derechos del Consumidor obligará a los comerciantes a proporcionar información clara sobre el producto, el precio y cargos adicionales de envío para permitir que los ciudadanos tomen decisiones consecuentemente.

Establece un máximo de 30 días naturales para que una compañía remita un producto al comprador, y dice que las empresas asumirán el riesgo y el coste del daño o la pérdida de bienes hasta el momento en que el comprador reciba los productos.

Crea también un período de prueba de 14 días y un formulario fácil para la anulación.

La directiva también refuerza la protección al consumidor para las subastas online, y requiere que cumplan las obligaciones de información habituales.

Dos sondeos del Eurobarómetro publicados la semana pasada mostraron que el número de consumidores que compraron en otros países no ha crecido desde 2006.

La encuesta mostró que el 75 por ciento de las tiendas venden sólo a los consumidores a nivel nacional, pero si las normas estuvieran armonizadas, casi la mitad de ellos estarían interesados en comerciar con usuarios de otros países.