Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Rojo asume el juicio contra López y Ares con tranquilidad porque aquello se hizo para arreglar las cosas

EFE ·08/10/2008 - 11:57h

EFE - El presidente del Senado, Javier Rojo (d), charla con el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, a quien recibió ayer en la Cámara Alta con motivo de la presentación de la Memoria Anual de la Fiscalía.

El presidente del Senado, Javier Rojo, ha asumido hoy el juicio contra el secretario general del PSE-EE, Patxi López, y el secretario de Organización del partido, Rodolfo Ares, por reunirse con miembros de Batasuna durante la tregua de ETA, con "tranquilidad" ya que, en su opinión, "aquello se hizo para arreglar las cosas" y bajo la presencia de "luz y taquígrafos".

En el banquillo también se sentarán, el próximo 8 de enero, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y cinco miembros de Batasuna, según el auto de la sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

Rojo ha dejado claro que no aceptará que a sus compañeros de partido se les considere "cómplices", ya que en el encuentro se transmitieron a los miembros de Batasuna tres mensajes: que "dejen de ser un problema para incorporarse a la solución"; que tienen que someterse a la Ley de Partidos para estar en una situación de derechos y deberes como el resto de fuerzas, y que "el terrorismo no pude servir de chantaje".

A este respecto, Rojo ha asegurado que la situación "es mejor" porque los demócratas están "más unidos que nunca".

También ha señalado que "no se dan las condiciones" para el diálogo porque "las vías que están utilizando no tienen lugar".

"Otegi y su mundo", ha afirmado, "tienen que resolver el problema ellos" y "soltarse de las cadenas" del "terrorismo con mayúsculas" que les impide hacer política.

Sobre la posibilidad de un cambio político en el País Vasco, el presidente del Senado ha asegurado que el PSE "trabaja" por él para "eliminar fronteras" y tender "puentes para compartir".

Preguntado por una posible alianza del PSE con otro partido tras las elecciones vascas, Rojo ha manifestado que no va a "enredar sobre si hay que estar con unos o con otros".

"Con quién lo decidirán los ciudadanos con sus votos", ha subrayado.