Miércoles, 8 de Octubre de 2008

La Fiscalía a favor del procesamiento de los islamistas acusados planear un atentado en Barcelona

EFE ·08/10/2008 - 13:30h

EFE - Algunos de los presuntos terroristas islamistas que fueron acusados por la Audiencia Nacional de planear un atentado,con un camión cargado de explosivos contra la propia Audiencia.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha pronunciado hoy a favor del procesamiento de los once islamistas detenidos en Barcelona en enero acusados de haber planeado un atentado suicida contra el transporte público de la Ciudad Condal y ha rechazado los recursos presentados por la acusación y la defensa.

Esa es la postura defendida por el fiscal Vicente González Mota durante la vista celebrada ante la sección tercera de la Sala de lo Penal de este tribunal sobre los recursos de apelación de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) y la defensa de los procesados contra la decisión del juez Ismael Moreno de procesarlos por integración terrorista y tenencia de explosivos.

En el auto de procesamiento el magistrado señaló que este grupo habría alcanzado capacidad operativa suficiente y se encontraría "muy próximo" a conseguir "plena capacidad técnica" en la fabricación de artefactos explosivos, y había planeado atentar de forma suicida contra el transporte público de Barcelona el mismo fin de semana de su detención (18-20 de enero).

Fuentes fiscales han explicado que González Mota ha argumentado su postura en la existencia de indicios que se sustentan en la declaración de un testigo protegido que afirmó que este grupo iba a cometer un atentado contra el metro barcelonés la misma noche que fueron detenidos.

Además el fiscal ha sostenido que en los registros practicados se hallaron balines -que pueden ser usados como metralla-, nitrocelulosa y detonadores, elementos que "en combinación" pueden formar una "bomba casera".

Por su parte, el abogado José María Fuster-Fabra ha destacado que el auto de procesamiento del juez Moreno es "esencialmente impecable", pero ha subrayado que han recurrido con el objetivo de que se les procese también por un delito de estragos terroristas en grado de tentativa.

El magistrado no les imputó ese delito al considerar que, aunque la nitrocelulosa y los elementos mecánicos y eléctricos hallados en los registros "son aptos" para la construcción de artefactos explosivos, carecían de la "suficiente potencia destructiva" para cometer un atentado "con garantías de causar estragos".

Benet Salellas, abogado defensor de los procesados, ha solicitado revocar el procesamiento ya que supone un "salto intolerable considerar que un grupo ideológico y religioso de la mezquita del barrio de El Raval constituye un grupo integrista terrorista".

Además el letrado cree que toda la argumentación para acusar a sus defendidos se sustenta exclusivamente en la declaración del testigo protegido, que, según ha dicho, no sabe "de dónde ha salido", y que en Portugal y Bélgica -países en los que se le ha seguido- no ha tenido credibilidad.