Miércoles, 8 de Octubre de 2008

De nuevo una difícil papeleta para Fernando Alonso

EFE ·08/10/2008 - 11:29h

EFE - El piloto Fernando Alonso, de Renault, celebra su triunfo en el Gran Premio de Singapur.

El Gran Premio de Japón que se disputa el próximo fin de semana en el circuito del Monte Fuji representa de nuevo en la temporada una difícil papeleta para Fernando Alonso (Renault), tras su victoria en la carrera nocturna de Singapur.

Aunque el ánimo del equipo Renault está por las nubes tras el triunfo de hace diez días, Fernando Alonso reconoce que Japón representa volver a la realidad, porque el circuito de Fuji tiene la recta más larga del mundial y ahí la falta de potencia de su motor Renault se va a notar mucho.

Para ser medianamente competitivo en la recta deberá descargar la aerodinámica del coche y eso le penalizará en el resto del circuito con curvas amplias en la primera parte y muy cerradas en la final.

La lluvia, que cayó a raudales el pasado año, en esta ocasión solo está prevista para el viernes y eso hace que aspirar al podio sea a priori una misión muy difícil para el doble campeón del mundo.

El británico Lewis Hamilton (Mclaren-Mercedes), vencedor el pasado año bajo un diluvio y líder del mundial con siete puntos de ventaja sobre el brasileño Felipe Massa (Ferrari), puede en esta carrera ir perfilando su título mundial a falta de dos carreras y al final de la carrera, solo él y Massa, podrían aspirar al campeonato.

Fuji debe favorecer al Mclaren-Mercedes de Hamilton que además va a tener a una escudería Ferrari que no puede cometer ni un solo fallo con Felipe Massa, si quiere que éste logre el título.

Con el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) campeón del mundo el pasado año, sin posibilidades de renovar su logro, Ferrari apostará todo por Massa y para esta carrera el cambio mas significativo será la vuelta a "la piruleta" en las paradas para repostar, al considerar poco fiable el semáforo que debía ponerse verde cuando el mecánico sacaba la manguera de la gasolina, algo que no ocurrió en Singapur y provocó que el brasileño se quedara sin puntuar.

La confirmación del polaco Robert Kubica y de alemán Nick Heidfeld en BMW, que en las dos últimas carreras no han estado muy brillantes, calmará el mercado de pilotos en este Gran Premio, ya que quedan pocos puestos y en coches de segunda fila.

La de este fin de semana será la segunda carrera consecutiva que se disputarán en Fuji, un circuito propiedad de la firma japonesa Toyota, que está enclavado al pie del monte Fuji, con una sola carretera, estrecha, que da acceso al circuito y al que el público y demás personas involucradas en la carrera tienen que llegar a él por medio de autobuses desde la cercana localidad de Gotemba.

A partir del próximo año el Gran Premio de Japón se alternará entre los circuito de Mont Fuji y de Suzuka, al que relevó el pasado año.

La jornada del viernes, dedicada a los entrenamientos libres, es posible que se vea perturbada en su desarrollo por la lluvia, mientras que para la sesión de clasificación del sábado y la carrera del domingo se espera que la pista esté seca.

Javier García-Ochoa