Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Palin pone en pie de guerra a los votantes demócratas

Reuters ·08/10/2008 - 07:53h

Los republicanos evangélicos no son la única base política que encuentra motivación en la candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin.

Los demócratas de a pie han entrado en acción en respuesta a los ataques personales de la compañera de papeleta de John McCain a su candidato, Barack Obama, a su oposición al derecho al aborto y su apoyo de valores religiosos conservadores.

"Cuando los puntos de vista extremistas y radicales de Palin se combinan con su inexperiencia y su cuestionable historial, forman una bebida energética más potente que el Red Bull", afirmó la dirigente demócrata de Colorado Pat Waak.

El efecto de Palin en los votantes de izquierda se hizo notar casi inmediatamente después de su enardecedor discurso del mes pasado en la Convención Nacional Republicana. Al día siguiente, la campaña de Obama recibió más de ocho millones de dólares (unos 5,89 millones de euros) de unos 130.000 donantes.

Más tarde, Palin despertó la ira de los demócratas cuando acusó a Obama de "andar" con terroristas porque trabajó en una junta de la comunidad de Chicago con William Ayers, extremista en los 60.

La gobernadora de Alaska, de la que se burlan en los programas de comedia de la televisión nocturna y es objeto de la ira liberal en la "blogosfera", también ha demostrado ser una recaudadora capaz para otras causas laicas y liberales antes de las elecciones del 4 de noviembre.

La compositora Gretchen Peters donará los derechos de autor de su canción "Independence Day" durante el periodo electoral a Planned Parenthood, y pide que las donaciones se hagan en honor de Palin. Planned Parenthood ofrece servicios médicos a mujeres, incluyendo clínicas de aborto, y es un objetivo frecuente de los conservadores.

Peters se enfadó por el uso que hizo la campaña demócrata de su canción, que trata sobre el maltrato doméstico.

Palin, que se define como una cazadora de alces y madre de cinco hijos, dio a luz la primavera pasada a un bebé con síndrome de Down y se opone con fuerza al derecho al aborto.

"Sarah Palin ha fortalecido la base republicana en formas insospechadas, y siempre hay una contramovilización a una movilización con éxito", indicó el analista político Cal Jillson, de la Universidad Metodista del Sur.

Los mismos motivos que hacen de Palin un objeto de las críticas liberales son por supuesto los mismos que han permitido a McCain asegurar su apoyo entre la base evangélica del partido republicano, un grupo sin el que McCain no puede ganar las elecciones.