Miércoles, 8 de Octubre de 2008

McCain y Obama endurecerían las sanciones contra Irán

Reuters ·08/10/2008 - 06:02h

El candidato presidencial republicano, John McCain, y su rival demócrata, Barack Obama, dijeron el martes que si son elegidos trabajarían para endurecer las sanciones contra Irán para evitar que adquiera armas nucleares.

Aunque los candidatos mostraron las grandes diferencias en sus posturas en temas de política exterior en el segundo de sus tres debates televisados, que se realizó en Nashville, Tennessee, ambos estuvieron de acuerdo en que no se debería permitir que Irán construya una bomba atómica.

Estados Unidos y otras potencias occidentales sospechan que Teherán intenta elaborar una bomba nuclear bajo la tapadera de un programa civil.

Irán, el cuarto mayor productor de petróleo del mundo, dice que sólo quiere producir electricidad para uso civil y se ha resistido a los esfuerzos internacionales para que detenga sus actividades de enriquecimiento de uranio.

"No podemos permitir que Irán obtenga un arma nuclear, cambiaría las reglas del juego en la región", dijo Obama. "No sólo amenazaría a Israel (...) sino además crearía la posibilidad de que las armas nucleares caigan en las manos de terroristas", agregó.

Obama afirmó que si resulta elegido el 4 de noviembre, su Gobierno buscaría sanciones más severas contra Irán y restringiría las exportaciones de gasolina a la República Islámica, que sufre escasez de combustible refinado.

"Si podemos evitar que importen la gasolina y los productos refinados del petróleo que necesitan, eso comenzará a cambiar sus análisis de costes y beneficio, eso empieza a poner presión sobre ellos", dijo el senador demócrata por Illinois, que tampoco descartó completamente alternativas militares en caso de fracaso de las negociaciones directas.

Por su parte, McCain planteó la posibilidad de una carrera de armas nucleares en Oriente Medio, lo que amenazaría la estabilidad de la región y la seguridad de Israel.

"Si Irán consigue armas nucleares, todos los otros países las conseguirán también. Las tensiones aumentarían", afirmó, antes de agregar que "no podemos permitir que ocurra un segundo Holocausto".

El senador por Arizona dijo que está a favor de trabajar con los aliados de Estados Unidos para endurecer las sanciones que tratan de obligar a los iraníes a "cambiar su comportamiento".

Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania ofrecieron en junio a Irán una oferta mejorada de incentivos políticos y económicos, que incluye reactores nucleares, a cambio de que suspenda su programa de enriquecimiento de uranio.

Irán no ha dado señales de que vaya a ceder y ha prometido que resistirá las "intimidaciones" de Estados Unidos para obligarle a abandonar su derecho a desarrollar tecnología nuclear pacífica.