Martes, 7 de Octubre de 2008

«Dignidad y también igualdad»

El servicio de metro de Barcelona se paraliza durante cinco minutos

GLÒRIA AYUSO ·07/10/2008 - 23:34h

Innumerables concentraciones secundaron ayer en Catalunya la Jornada Mundial en favor del Trabajo Decente. La mayoría fueron convocadas por los sindicatos. La gente de a pie se topó con alguna de las reivindicaciones en muchos casos sin saber muy bien qué es lo que se cocía. Además de la manifestación celebrada en Barcelona por la tarde, una de las convocatorias con más seguidores, voluntarios o no, fue la paralización durante cinco minutos del metro de Barcelona.

Son las 11.54 de la mañana. La responsable de la cafetería de la estación de la línea 5 de Hospital Clínic desconoce la convocatoria. Por megáfono, una voz informa: “Con motivo de la Jornada por el Trabajo Decente el metro se parará de 12 a 12.05”. Hay poca afluencia y la calma predomina en los andenes.

Una vez dentro de los vagones, la megafonía solo informa de unas obras que inhabilitan el pasadizo subterráneo de una estación. Son las 12.00 y el metro se para en la estación Sagrada Familia. Andrea, de 33 años, dice desconocer que es el día del Trabajo Digno y se queja de que el metro se pare sin que informen de nada. Aún así, no lamenta perder cinco minutos si eso sirve para reivindicar y concienciar, aunque duda de que en la práctica sirva para algo. Otro joven del vagón, Carlos, tampoco sabía nada. “Esto tendría que hacerse a primera hora para tener más repercusión”, opina.

Mateo García, de 79 años, ha oído algo por megafonía, pero no lo ha entendido. Milagros Sánchez, de 56 años, si se queja por tener que perder tiempo. Pero cuando conoce el motivo del paro, exclama: “Soy la primera en reclamar un trabajo y sueldo dignos”. Y se envalentona: “Pero sobre todo reclamo igualdad. Soy cocinera y en mi empresa de catering los hombres cobran más. Y encima no limpian”.