Martes, 7 de Octubre de 2008

ACTUALIZA 1-Fármacos para la tos no son para menores de 4 años

Reuters ·07/10/2008 - 20:01h

(Actualiza con citas, detalles, contexto y nombre de autora)

Por Susan Heavey

Los medicamentos orales de venta libre contra la tos y el resfrío no deberían ser administrados a niños menores de 4 años, dado el riesgo de complicaciones, señalaron el martes fabricantes estadounidenses.

La mayoría de los problemas se produjeron en niños tratados con la dosis incorrecta o que consumieron la medicación accidentalmente, indicó la Asociación de Productos Sanitarios para el Consumidor, que representa a Procter & Gamble, Novartis y otras compañías farmacéuticas.

"La investigación demuestra que los errores en las dosis y las ingestas accidentales, y no la seguridad de los ingredientes en sí cuando se administran dosis correctas, son las principales causas de efectos colaterales raros en los niños pequeños", señaló el grupo en un comunicado.

La asociación dijo que tomó la decisión tras consultar con la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés), que la semana pasada mantuvo una reunión para evaluar el uso controvertido de estos productos en los niños pequeños.

Los fabricantes sostuvieron que los productos para la tos y el resfrío disponibles sin prescripción médica son seguros cuando se utilizan como está indicado.

Pero algunos médicos y defensores de los consumidores instaron a la agencia federal estadounidense a rechazar el uso de estas medicinas en niños de menos de 12 años. Argumentan que nunca se probó la seguridad y efectividad de estos productos, lo que los vuelve muy riesgosos para los niños.

Entre las complicaciones informadas se destacan las convulsiones y los accidentes cerebrovasculares, entre otros efectos colaterales.

Los funcionarios de la FDA y la industria ya han dicho que los productos no deberían emplearse en niños de menos de 2 años. La agencia indicó la semana pasada que estaba evaluando qué medidas tomar en el caso de los niños de mayor edad.

La portavoz de la FDA Rita Chappelle manifestó que la agencia no tenía comentarios inmediatos para efectuar sobre el tema.

Con todo, otros defensores de consumidores señalaron que esta acción no basta e instaron al Congreso a obligar a la FDA a requerir que todos los productos infantiles de venta libre para el resfrío se sometan a una revisión de la agencia para probar que funcionan, antes de que se permita su venta.

El grupo industrial limitó la prohibición a menores de 4 años porque un análisis demostró que los problemas se producían en los niños de 2 y 3 años, dijo Linda Suydam, presidenta de la asociación.

Entre los medicamentos de venta libre contra la tos y el resfrío se encuentran Dimetapp de Wyeth, NyQuil de Procter & Gamble, Triaminic de Novartis y Tylenol y PediaCare de Johnson & Johnson, entre otros.

La determinación de la asociación sólo se refiere a los jarabes y pastillas y no incluye a los productos que no se consumen por vía oral, como los aerosoles nasales, las medicinas inhalables y las pomadas de tratamiento local.

Tanto la industria como la FDA advirtieron a los padres que midan cuidadosamente la cantidad de medicación para la tos y el resfrío que administran a sus hijos y que mantengan los fármacos fuera del alcance de los mismos.