Martes, 7 de Octubre de 2008

Rajoy destaca la valía de Oreja para repetir como candidato en las europeas

Sostiene que sería "un extraordinario candidato"

M. J. G. ·07/10/2008 - 21:54h

Tiene decidido su candidato a las europeas, pero el nombre seguirá siendo un secreto. Es lo que reveló este martes Mariano Rajoy en una entrevista en la Cadena Cope. El líder del PP confirmó que ya sabe el nombre de la persona que encabezará la lista del PP en las elecciones de junio de 2009. Pero no lo dirá todavía porque "no hay urgencia".

Aún así lo más llamativo no fue conocer que, por fin, había hecho su elección sino escuchar cómo por primera vez el presidente del PP se refería al ex ministro de Interior y actual portavoz del partido en Bruselas, Jaime Mayor Oreja, como "un extraodinario candidato". Hasta ahora, cada vez que se le había preguntado por él y por esa cita electoral, Rajoy había lanzado evasivas.

Por eso mismo, que elogiara al dirigente vasco, se convirtió en toda una sorpresa. En el PP, la mayoría cree que Mayor Oreja repetirá en el cargo. Pero algunos, los que piensan que estuvo detrás de la marcha de San Gil, consideran que sería un error. Mientras unos defienden que con esa solución se "aplaca definitivamente al sector crítico", otros opinan que "se le da alas".

En las filas conservadoras resaltan, a favor de Mayor, su experiencia. En su contra destacan que representa el "clasicismo frente a la renovación que Rajoy impuso en el Congreso del PP de Valencia". El líder del PP tiene una conversación pendiente con Mayor desde el pasado 9-M. Ayer así lo recordaba: "Tengo que hablar con él". Hasta entonces no se dilucidará su futuro.

Rajoy dijo que en estos momentos está "más preocupado" por la crisis que por designar a la persona que se enfrentará a Juan Fernando López Aguilar (PSOE) o a Francisco Sosa Wagner (UPyD). El PP teme los votos que les puede robar la formación liderada por Rosa Díez. Por eso a algunos se les pasó por la cabeza María San Gil. Pero la ex presidenta del PP vasco prefiere mantenerse, por el momento, fuera de la vida política.

También hubo quien aconsejó a Rajoy que pusiera a Alberto Ruiz-Gallardón porque "era un buen cartel". Pero aunque legalmente el puesto sería compatible con la Alcaldía de Madrid, la realidad es que son dos tareas difíciles de compaginar. Los cercanos a Gallardón saben que se vería obligado a renunciar a su cargo actual y, además, están convencidos de que no se enfrentaría al Gobierno porque le apoya en la candidatura olímpica de Madrid 2016.

Quebradero de cabeza

Aunque en el PP dicen que sólo piensan en la economía, los dirigentes conservadores tienen otro quebradero de cabeza: UPN. Este martes, Rajoy avisó a Miguel Sanz de que si se desmarca en los Presupuestos será su "responsabilidad" porque el PP "siempre" ha sido "fiel" a su acuerdo de colaboración.