Martes, 7 de Octubre de 2008

Las ‘subprime’ del sistema judicial

XAVI CASINOS * ·07/10/2008 - 21:51h

PUNTO DE VISTA 

Es ya un tópico que la justicia en este país vive en una situación de colapso, una noticia recurrente que periódicamente aflora en los medios de comunicación, un déjà vu que a fuerza de repetirse no debe caer en la trivialidad, sino vislumbrado con suma preocupación porque cada día que pasa se agrava más. Ahora nos anuncian incluso un subidón en el incremento de este colapso como consecuencia de las regulaciones de empleo y cierres de empresas víctimas de la crisis.

Se calcula que en los juzgados se acumulan 270.000 sentencias sin ejecutar. En consonancia con la nueva terminología que estamos aprendiendo estas semanas de quiebras de bancos y caída de los mercados, estas sentencias serían algo así como las subprime del sistema judicial.

El Colegio de Abogados de Barcelona aporta en su informe algunas soluciones: más coordinación, mejoras tecnológicas y la consolidación de la mediación como vía para agilizar los conflictos y evitar que en ocasiones lleguen a los juzgados. Tampoco es la primera vez que las escucho y leo en los medios. No nos engañemos ni demos más vueltas. La única solución a un problema de tal magnitud es invertir dinero en el sistema, incrementando los jueces y los funcionarios. Volviendo al léxico de la crisis, un rescate económico de muchos ceros.

Esta y no otra es la madre del cordero y todos los ministros de Justicia lo saben. Todo lo demás son brindis al sol. El problema es quién le pone el cascabel al gato y decide comprometer los Presupuestos Generales durante unos cuantos ejercicios y desatender otros frentes que también viven colapsos endémicos, como las listas de espera de los hospitales, el acceso a la vivienda y el empleo.

Ayer, a raíz de la publicación del informe, escuché varias veces aquel otro tópico que acuñó Pedro Pacheco de que la justicia es un cachondeo. Pues yo no comparto esta máxima. La justicia es algo muy serio, pues es uno de los tres pilares de la democracia. Si el pilar judicial se quiebra, el sistema cojea peligrosamente. Por favor, que alguien le ponga el cascabel a este gato.

* Periodista y escritor

 

Noticias Relacionadas