Martes, 7 de Octubre de 2008

La vía penal no es la única para casos de violencia machista

Un informe presentado este martes analiza también las lagunas de la actuación de la justicia en materia de violencia doméstica

ALBERT MARTÍN VIDAL ·07/10/2008 - 21:49h

El informe del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) presentado este martes analiza también las lagunas de la actuación de la justicia en materia de violencia doméstica.

La principal queja expresada hace referencia a cómo "se prioriza la aplicación de medidas judiciales" en detrimento de otras, como las sanitarias, educativas o asistenciales, consideradas "igual o más necesarias y con mayor eficacia preventiva".

El estudio asegura que "la vía penal tiene una escasa o nula eficacia preventiva y sirve básicamente a una finalidad retributiva".

Según Giménez-Salinas, decana de la institución "no se deben poner todos los esfuerzos en la respuesta penal" en los casos de violencia machista, por lo que reclamó la implicación de todas las administraciones para dar protección de forma conjunta a las víctimas. Según explican, esta excesiva judicialización del problema provoca que se produzca un colapso en los juzgados de violencia sobre la mujer, que en algunos casos han visto duplicarse o triplicarse las denuncias en el último año.

El ICAB considera erróneo que la responsabilidad en la solución del problema recaiga exclusivamente sobre policía, jueces y fiscales, que "no están en condiciones de asumir esa responsabilidad ni es legítimo exigírselo".

El informe de esta entidad considera que esta excesiva respuesta penal acaba afectando a las propias mujeres. Una de las causas para ello es, según el estudio, que no existe un protocolo policial establecido para distinguir entre la violencia leve y la grave. El Colegio pide que la intervención de oficio en estos casos se limite a los casos más graves, y recuerda la necesidad de concienciar a la víctima de la necesidad de denunciar.

Soluciones estructurales

El informe no ahorra críticas sobre la falta de juzgados exclusivos de violencia sobre la mujer, y propone que, de no aumentar su número, este tipo de causas retornen a los juzgados de instrucción para suavizar el colapso que ya existe. En esta misma línea, solicita que las causas civiles se deriven a los juzgados de la familia.

El ICAB pide también que los programas de ayuda a los condenados por estos delitos se lleven a cabo en prisión y sigan tras el cumplimiento de la pena ya en el medio abierto. "Las medidas judiciales no tienen ningún efecto preventivo si no vienen acompañadas de medidas educativas y resociabilizadoras", concluye el informe.

Noticias Relacionadas