Martes, 7 de Octubre de 2008

Olazábal vuelve en el Masters de Madrid

Reuters ·07/10/2008 - 19:26h

El bicampeón del Master de Estados Unidos de golf, José María Olazábal, vuelve esta semana a la competición en el Master de Madrid, el tercer regreso de su carrera tras estar alejado más de un año por una lesión y una enfermedad.

El golfista de 42 años, ganador en Augusta en 1994 y 1999, espera que su mala racha quede atrás tras 14 meses aquejado de dolores y fatiga debidos al reumatismo.

El español juega su primera competición en tres meses sólo tres semanas después haber sido el segundo del capitán europeo Nick Faldo en la Copa Ryder, donde cayeron derrotados por Estados Unidos.

"No tengo grandes expectativas. Mi primer objetivo es ver si puedo pasar el corte", dijo en una rueda de prensa.

Su carrera ha estado plagada de problemas reumáticos. Se perdió la mayor parte de las competiciones de 1995 y todas las de 1996 por una poliartritis en su pie, antes de que pudiera volver para formar parte de la exitosa Copa Ryder de 1997 y luego ganó su segundo máster.

El reumatismo volvió a atacarle el año pasado y no pudo competir después de agosto. Volvió en marzo de este año y tras fallar en la clasificación para el Abierto del Reino Unido se vio forzado a retirarse debido a la fatiga causada por los medicamentos que toma para controlar el reumatismo.

"Esta semana solo quiero probarme y ver si mi cuerpo aguanta un torneo. Dejé de tomar la medicina hace unas semanas y me siento mucho mejor", manifestó. "Quiero ir paso a paso, o jugar 18 hoyos o jugar una hora y media, no las dos cosas".

Aunque el principal interés está en el regreso de Olazábal, Martin Kaymer, Ángel Cabrera, Miguel Ángel Jiménez y Gonzalo Fernández-Castaño son posibles ganadores del evento, que comienza el jueves en el Club de Campo de Madrid.

El alemán de 23 años Kaymer, mejor debutante del año pasado, es octavo en la lista de ganancias en Europa. El malagueño Jiménez se ha recuperado del fuerte resfriado que tenía la semana pasada. Cabrera, campeón del Abierto de EEUU del año pasado y su hijo Federico, de 19 años, mostrarán la última rivalidad padre-hijo.