Martes, 7 de Octubre de 2008

El cocinero Juan María Arzak cree "alucinante" que te premien y paguen por algo que te gusta hacer

EFE ·07/10/2008 - 21:07h

EFE - El cocinero Juan Mari Arzak tras recoger la escultura que le acredita como Vasco Universal de este año, un galardón que conceden el Gobierno Vasco y Caja Laboral.

El cocinero donostiarra Juan María Arzak ha señalado esta tarde tras recibir el premio Vasco Universal 2008 que es "alucinante e increíble" que te premien "por hacer lo que nos gusta y encima nos pagan".

"No puedo creer lo que está pasando", ha dicho Arzak al comenzar su discurso en la sede de la Presidencia Vasca en Vitoria donde ha recogido de manos del lehendakari, Juan José Ibarretxe, la escultura y el diploma que le acreditan como Vasco Universal de este año, un galardón que concede el Gobierno Vasco y Caja Laboral.

El cocinero (San Sebastián, 1942) ha tenido palabras de agradecimiento para las instituciones, medios de comunicación, amigos, compañeros de profesión y para su familia, en especial para su mujer, Marta, "que tanto me ayuda y tanto me aguanta la vida que llevo".

Ha asegurado que la mejor forma de innovar "es pensar como un niño" y ha subrayado que "nuestro ideal futuro como cocineros es hacer la cocina vasca lo más grande posible" y "ponerle el mayor corazón posible" porque si innovas "estás vivo".

Por su parte, el lehendakari ha destacado que gracias al trabajo de Arzak y de tantos cocineros vascos la cocina de Euskadi "tiene un lugar por mérito propio en el mundo, ni mejor ni peor, pero la nuestra es propia y diferente y tenemos derecho a ocupar un espacio en ese mundo global que cada día estamos construyendo".

Ibarretxe ha recalcado que la cocina es signo de personalidad de un pueblo y ha insistido en que es necesario innovar pero "con raíces y con valores".

En esta décimo segunda edición el galardón Vasco Universal ha recaído en Arzak porque, según el jurado, ha sido capaz de hacer "brillar por sí mismo al País Vasco sin hacer sombra a nadie".

El jurado ha valorado el trabajo de Arzak a la hora de "adaptar una de las tradiciones más importantes del País Vasco, la gastronomía, a los nuevos tiempos y hacerla una de las más innovadoras del mundo".

El Premio Vasco Universal busca distinguir a personas, asociaciones o entidades vascas de origen vasco cuyas labores o acciones desarrolladas puntualmente o a lo largo de su trayectoria hayan supuesto una proyección y repercusión notables y positivas en la imagen de Euskadi en el exterior.

Desde 1997 han sido galardonados, entre otros, el catedrático Pedro Miguel Etxenike, el empresario Xabier de Irala, los artistas Jorge Oteiza y Eduardo Chillada, los deportistas Joane Somarriba o Juanito Oiarzabal, el Orfeón Donostiarra y el año pasado el Museo Guggenheim de Bilbao.