Martes, 7 de Octubre de 2008

Barroso cree que Europa responde bien a la "emergencia" financiera

EFE ·07/10/2008 - 20:37h

EFE - El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, habla durante una conferencia sobre la Perspectiva Europea en la Academia de las Ciencias de Lisboa, Portugal.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, consideró hoy que Europa ha respondido de forma "correcta" a la situación financiera internacional, que consideró de "emergencia".

Durao Barroso abogó también por elevar la garantía de los depósitos bancarios europeos a 100.000 euros por persona, como ha propuesto la Comisión de la UE, y recordó que en Estados Unidos se ha subido mucho más esa cifra.

Hasta ahora la garantía mínima para los depósitos bancarios europeos era de 20.000 euros y los ministros de Finanzas de la UE, aprobaron hoy en Luxemburgo elevarla a 50.000 aunque varios países han anunciado ya límites nacionales más altos.

En una conferencia en la Academia de las Ciencias de Lisboa, el presidente de la Comisión se refirió a los problemas financieros sufridos por instituciones bancarias, como en los casos de Alemania e Irlanda, y consideró que los estados miembros han respondido "correctamente".

Con la reunión en París de Francia, Reino Unido, Alemania e Italia el pasado fin de semana, se ha aprobado un pacto para reforzar la acción europea, señaló.

Hasta ahora se habían dado respuestas individuales, agregó, "pero de la cumbre de París ha salido un pacto para reforzar el papel de Europa".

En relación al capital mínimo garantizado en los depósitos bancarios Durao Barroso defendió las ventajas de la propuesta formulada por la Comisión Europea ante la crisis de los mercados financieros y recordó que la institución ya pidió hace tiempo elevar esa cifra.

El mínimo de 100.000 euros no es una cantidad excesiva, argumentó, una vez que en EEUU se ha fijado una cifra de 250.000 dólares (183.000 euros).

Durao Barroso señaló que la Comisión Europa quiere contar con "un instrumento legal con carácter vinculante" en esa materia pero reconoció la necesidad de que exista un consenso entre los países miembros.

El presidente de la Comisión también defendió el respeto a las reglas de la libre competencia del mercado y aunque reconoció que la situación financiera actual pueda requerir intervenciones estatales recalcó que esas operaciones estructurales de los Estados deben ser a corto plazo.

"Hay que garantizar el respeto de las reglas de la competencia, pero estamos en una situación excepcional y por eso hemos autorizado algunas operaciones estatales a corto plazo aunque exigiendo medidas de reestructuración a medio plazo".

El Presidente de la Comisión avisó de que la nacionalización sistemática de bancos eliminaría la libre competencia y los más fuertes podrían apoderarse de los más débiles,

"Un país podría controlar el sistema financiero de otro y crearía desequilibrios con consecuencias directas para los ahorros de las personas y las pequeñas y medianas empresas", indicó.

Durao Barroso refirió que no será fácil superar la situación financiera actual a corto plazo, por culpa de la falta de confianza de los operadores e indicó que en este contexto es "más fácil bajar que volver a subir".

El presidente de la Comisión puso énfasis además en la necesidad de crear organismos europeos para el control financiero y pidió la colaboración de las entidades nacionales.