Martes, 7 de Octubre de 2008

EEUU irrita a China vendiendo armas a Taiwán

Pekín enfría sus relaciones militares con Washington para mostrar su descontento por el acuerdo de venta de armas estadounidenses a Taipei

ANDREA RODÉS ·07/10/2008 - 20:01h

Un desfile militar en Taiwán.

Pekín ha decidido cancelar varias visitas y programas de intercambio militar con EEUU en protesta por el paquete de armamento militar que Washington planea vender a Taiwan, la isla rebelde, que el gobierno chino considera parte de China.

La Administración Bush anunció el pasado viernes un acuerdo para vender armas militares a Taiwan por valor de 6.400 millones de dólares. El paquete incluye decenas de mísiles Patriot y 30 helicópteros militares de ataque.

El gobierno chino ha mostrado su malestar por esta decisión, que "ha "envenenado" las relaciones militares de China con EEUU, cuando se encontraban en un momento favorable, dijo un portavoz del Ministerio de Defensa chino a la agencia de noticias Xinhua. Pekín también teme que la venta de armas vuelva a desestabilizar la paz en el Estrecho.

Las relaciones entre el continente y Taiwan, independiente desde 1949, se habían enfriado bastante durante los últimos ocho años por culpa de la política soberanista del anterior presidente taiwanés, Chen Shui-Bian.

La situación ha mejorado mucho desde que el nuevo presidente de la isla, Ma Ying-jeou, favorable al acercamiento a Pekín, ganó las elecciones, a principios de este año. La mayor parte de la población taiwanesa comparte una identidad "china" y no desea estropear las relaciones con el continente, del que depende cada vez más su economía. Pero necesitan mantener su status independiente para no renunciar a las libertades políticas que gozan en la isla, regida por un gobierno democrático.

Washington se justifica 

El Pentágono ha insistido en que la venta de armas no está dirigida a alentar la soberanía de Taiwan, sino a cumplir con su compromiso político con Taipei . Según la Taiwan Relations Act, EEUU está obligado a garantizar la autodefensa militar de la isla.

"Saben que estamos comprometidos con la política "Una sola China",  que defiende que Taiwan es parte integrante de China, "pero también conocen los compromisos de EEUU con Taiwan", dice Gordon Johndroe, portavoz del Consejo de Seguridad de EEUU, al periódico The Wall Street Journal.

Esta no es la primera vez que EEUU vende armas a Taiwan. Sin embargo, los acuerdos más recientes están ligados a la política soberanista del ex presidente Chen, que irritaron tanto a Pekín como a Washington.

Algunos analistas han señalado que con esta venta de armas EEUU lanza un mensaje de apoyo a la política reconciliadora del actual presidente, Ma, y, por otra parte, asegura que Taiwan está en posición de fuerza para negociar con Pekín.

La isla sigue dependiendo de EEUU para defenderse de una posible invasión de China, que ha ido sofisticando el armamento militar y tiene decenas de misiles apuntando al Estrecho. Pero la posibilidad de una invasión parece remota, teniendo en cuenta la mejora inminente de las relaciones entre la isla y el continente, donde residen miles de taiwaneses, en su mayoría empresarios.

Bajo el nuevo gobierno de Ma, Pekín y Taiwan ha estrechado las relaciones políticas y comerciales, se han facilitado las posibilidades de inversión a las empresas taiwanesas en China y se han recuperado los vuelos directos entre ambos lado del Estrecho. El pasado 20 setiembre, 818 taiwaneses fueron aceptados en el Examen Nacional de Justicia, que permite acceder al sistema legal chino, después de 14 años sin poder hacerlo, informa el diario de Cantón, Southern Metroplis Daily.