Martes, 7 de Octubre de 2008

El Consejo de la ONU pide actuar contra la piratería en Somalia

Reuters ·07/10/2008 - 17:54h

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas instó el martes a los países con buques militares desplegados alrededor del cuerno de África que acaben con la piratería en las costas de Somalia.

El Consejo compuesto por 15 naciones aprobó en junio una resolución similar que daba a los países el derecho a combatir activamente el incremento en los secuestros marinos alrededor de Somalia para pedir un rescate, pero los piratas han continuado capturando embarcaciones en la que se ha convertido en una de las zonas más peligrosas del mundo.

La resolución vinculante, que el Consejo adoptó por unanimidad, "hace un llamamiento a los estados interesados en la seguridad de las actividades marítimas para que tomen parte en la lucha contra la piratería en alta mar frente a las costas de Somalia, en particular desplegando navíos y aviación militar".

La nueva resolución no tiene límite temporal, pero por lo demás apenas difiere de la aprobada en junio.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon dijo a los periodistas que está negociando con varios países que podrían ofrecer tropas para una misión de mantenimiento de la paz de la ONU, pero no dio datos concretos.

La misión de la Unión Africana, con poco personal y medios, ha pedido a la ONU que tome el control.

El embajador francés, Jean-Maurice Ripert, dijo que la UE comenzará a preparar una fuerza naval conjunta que estará lista para su despliegue a finales de año. Este contingente incrementaría los esfuerzos de Francia y otros países para escoltar los buques del Programa Mundial de Alimentos, del que dependen unos 3,5 millones de somalíes, agregó.

el secuestro más dramático de este año - ha desencadenado la aprobación de esta resolución.

Los piratas han atacado decenas de barcos este año, recaudado millones de euros en rescates e incrementado los costes de los seguros para aquellos que viajan cerca de este país anárquico.

Para el Faina y sus 20 tripulantes solicitan 20 millones de dólares. Otras bandas retienen a decenas de barcos con unos 200 tripulantes cerca de la costa somalí.