Martes, 7 de Octubre de 2008

Armani asegura que sólo usa pieles de conejo para sus colecciones

EFE ·07/10/2008 - 18:42h

EFE - El diseñador italiano Giorgio Armani, en la Semana de la Moda Femenina de Milán el pasado mes de septiembre.

El diseñador de moda italiano Giorgio Armani aseguró hoy en una nota que ha decidido renunciar a la utilización de pieles de animales en sus colecciones y que "sólo usa las de conejos ya destinados al consumo alimentario".

Armani se defendió así de las protestas organizadas hoy frente a una de sus tiendas en Milán por la organización Personas por la Ética en el Trato de los Animales (PETA), que acusan al diseñador de no haber cumplido su promesa de no volver a usar pieles.

También en Milán, el colectivo de defensa de los animales exhibirá un documental presentado por la actriz Gillian Anderson, conocida por su papel en la serie de televisión X Files (Expediente X), sobre los criaderos de conejos en Francia y China, "donde Armani se provee de las pieles".

Armani, sin embargo, reiteró hoy que no utilizará pieles de animales, a excepción de las de conejo, y "sólo de aquellos destinados a consumo alimentario".

En el comunicado Armani lamentó que "PETA está usando el nombre del casa de moda para sensibilizar a la opinión pública, a pesar de que la presencia de las prendas con pieles en las colecciones ha sido escasa en comparación con otras firmas".

Asimismo, consideró "reprobable" por parte de PETA que se esté contactando directamente a personas cercanas a la casa de moda para "desacreditar" su nombre.

En los últimos días, PETA ha invitado a los actores, actrices y modelos que visten Armani y que acuden a sus desfiles, como Kristin Chenoweth, Glenn Close, Heidi Klum, Tom Cruise y Katie Holmes, a que utilicen su influencia para hacer cambiar de idea al "rey" de la moda italiana.

Los activistas de PETA y el vicepresidente de esta organización, Dan Mathews, se reunieron hoy ante una de las tiendas Emporio Armani, la firma de moda joven de la casa, en el centro de Milán, con carteles en los que se ve al diseñador vestido como el muñeco Pinocho, para acusarle de "mentiroso" por la utilización de pieles en su colección otoño-invierno.