Martes, 7 de Octubre de 2008

Los genes explicarían las diferencias étnicas en el asma

Reuters ·07/10/2008 - 16:48h

Los afroamericanos suelen desarrollar asma más grave que los blancos, lo que aumenta la dificultad para controlar la enfermedad y la tasa de consultas de emergencia, como así también reduce la calidad de vida.

Los resultados de un nuevo estudio señalan diferencias genéticas específicas, que empeoran la respuesta a los fármacos, como la fuente de esas disparidades étnicas.

A partir de los datos del estudio The Epidemiology and Natural History of Asthma: Outcomes and Treatment Regimens (TENOR), el equipo dirigido por la doctora Tmirah Haselkorn realizó una análisis en profundidad para explicar las diferencias entre los adultos negros y blancos con asma grave o difícil de tratar.

El análisis incluyó a 1.885 pacientes blancos y a 243 afroamericanos que concurrieron a más de 400 especialistas en enfermedades pulmonares y alergias en 283 centros en Estados Unidos.

Los afroamericanos eran más propensos a tener asma grave, según el diagnóstico de sus médicos, y a recibir tres o más fármacos de largo uso, publicó en la revista Annals of Allergy, Asthma and Immunology el equipo de Haselkorn, de Genentech Inc., en el sur de San Francisco, California.

Con todo, el equipo no halló diferencias asociadas con el acceso al tratamiento en ambos grupos étnicos ni evidencia de disparidades en la información sobre el asma o la conducta de los pacientes.

El nivel socioeconómico, la adherencia al tratamiento, el centro de atención, la existencia de otras enfermedades y varios indicadores de alergia tampoco explicaron las diferencias asociadas con la enfermedad y su gravedad entre ambas etnias.

El equipo concluyó que el estudio TENOR respalda la hipótesis de la existencia de un componente genético que altera la respuesta a la terapia en los afroamericanos.

Los investigadores instan a utilizar estos resultados para desarrollar rápidamente tratamientos más efectivos y estrategias educativas orientados a los pacientes asmáticos afroamericanos con problemas para controlar la enfermedad.

Asimismo, el equipo opina que deberían diseñarse nuevos estudios clínicos para examinar también el efecto potencial de la etnia sobre la respuesta al tratamiento.

FUENTE: Annals of Allergy, Asthma and Immunology, septiembre del 2008