Martes, 7 de Octubre de 2008

España eleva el mínimo del fondo de garantía a 100.000 euros

Reuters ·07/10/2008 - 16:27h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el martes que ha acordado elevar hasta los 100.000 euros la garantía mínima de los depósitos bancarios en España.

Zapatero, que reiteró la necesidad de acciones consensuadas en Europa, dijo que la decisión se ha adoptado "siguiendo las recomendaciones" de la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin).

Hasta ahora, el sistema español garantizaba un mínimo de 20.000 euros por titular y cuenta a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). A cierre de 2007, el FGD ascendía a 6.500 millones de euros.

El presidente reiteró la solidez de las entidades de crédito españolas y dijo que, a diferencia de las medidas adoptadas en otros países, las decididas en España "no son de rescate" sino para "prevenir riesgos, sostener la actividad".

Zapatero también anunció un fondo del Tesoro para apoyar la financiación de empresas por un importe inicial de 30.000 millones de euros ampliable a 50.000 millones de euros y aclaró que sólo se adquirirán activos sanos y de nacionalidad española.

"El Tesoro no comprará activos tóxicos, sino sanos", dijo.

"Es una iniciativa para prevenir riesgos, sostener la actividad para que las empresas y los ciudadanos sigan financiándose", dijo Zapatero, para añadir que "estos fondos eran exclusivamente para empresas y ciudadanos españoles".

Zapatero añadió que en la reunión que mantuvo el lunes con representantes de la banca española, advirtió una actitud "razonablemente positiva" de las entidades a las ampliaciones de las garantías mínimas.

"Mi opinión es que había una predisposición razonablemente positiva hacia esta iniciativa", apostilló.

"Ante esta situación de restricción del crédito, el gobierno contribuye a facilitar la financiación de empresas y ciudadanos por parte de las entidades financieras españolas", añadió.

El responsable del Ejecutivo agregó que con estas medidas, el Ejecutivo quiere espolear la inversión para empujar la actividad económica y el empleo.

Según el presidente, la actuación del fondo será compatible con las normas del mercado interior europeo.