Martes, 7 de Octubre de 2008

Una delegación de Hamás viaja a Egipto en busca de la reconciliación palestina

EFE ·07/10/2008 - 17:33h

EFE - El líder de Hamás y ex ministro de Asuntos Exteriores palestino Mahmud Zahar.

Una delegación del movimiento islamista palestino Hamás viajó hoy desde Gaza a Egipto para una ronda de negociaciones con funcionarios egipcios, con la que se busca poner fin a la crisis interna en la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

La delegación está formada por representantes islamistas palestinos que viven en Gaza, Cisjordania y Damasco, sede de la Oficina Política del movimiento, dijeron fuentes de Hamás.

Jalil al Haya, uno de los delegados de Gaza, declaró a la prensa que el viaje de la delegación "refleja el interés del movimiento en alcanzar un compromiso y resultados".

"Hamás está bien preparado para un diálogo serio en el que se aborden todas las cuestiones palestinas", subrayó.

Uno de sus principales líderes, el ex ministro de Asuntos Exteriores, Mahmud Zahar, precisó antes de abandonar la Franja que su equipo negociador acude a El Cairo "sin condiciones" y dispuesto "a ver qué proponen los egipcios".

Hamás controla Gaza desde junio de 2007, cuando se alzó en armas contra el movimiento rival Al Fatah, del presidente Mahmud Abás, que desde entonces únicamente ejerce su dominio sobre Cisjordania.

Abás suele calificar el alzamiento de los islamistas como "un golpe de estado", y exige que antes de volver al diálogo nacional "deshagan" todo lo que hicieron y pidan perdón.

Hoy mismo, el líder del grupo parlamentario de Al Fatah, Azzam al Ahmad, aseguró en un seminario en la ciudad cisjordana de Ramala que "el diálogo con Hamás no comenzará sin la firma de un acuerdo que ponga fin al estado de división" entre ambos territorios palestinos.

En los últimos meses Egipto ha actuado de mediador entre las distintas facciones palestinas, que quiere sentar a dialogar.

Hamás ha sido la última de las doce facciones convocadas a El Cairo para expresar sus demandas para la reconciliación.

Sin embargo, el verdadero diálogo inter-palestino no comenzará hasta el próximo 14 de noviembre, también en Egipto, según anunció ayer Nabil Shaath, líder del equipo negociador de Al Fatah.

La necesidad de resolver la división política en el seno de la ANP se hace más acuciante conforme se acerca el 9 de enero de 2009, en que termina el período legal de la presidencia de Abás, elegido por voto popular en 2005, tras la muerte de Yaser Arafat.

Hamás ha advertido repetidamente que en esa fecha dejará de considerar a Abás como presidente legal de la ANP, pues la Ley Básica palestina establece sólo cuatro años de mandato presidencial.

Antes de la victoria de Hamás en las elecciones legislativas de enero de 2006, el Parlamento palestino aprobó una enmienda a la Ley Básica para que los próximos comicios legislativos y presidenciales se celebren conjuntamente en 2010, pese a que previamente tuvieron lugar con un año de diferencia.