Martes, 7 de Octubre de 2008

Ventilador en el cuarto del bebé reduce riesgo de muerte súbita

Reuters ·07/10/2008 - 14:45h

Colocar un ventilador en las habitaciones con poco ingreso de aire donde duermen los bebés parece disminuir el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (SMSI), según un informe publicado en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

Reinhalar dióxido de carbono es uno de los factores que se cree que contribuye al SMSI.

Permitir la concentración de dióxido de carbono alrededor de la nariz y la boca del bebé mientras duerme, junto con una inadecuada ventilación de la habitación, aumentaría el riesgo de SMSI, sugirieron los autores.

Para comprobar si al mejorar la ventilación del cuarto se podía reducir el peligro, el doctor De-Kun Li y sus colegas realizaron un estudio que incluyó a 185 infantes que murieron de SMSI y a 312 bebés con características similares.

Los expertos obtuvieron información sobre el uso de ventiladores y otros aspectos del ambiente donde dormían los bebés a través de entrevistas con las madres de los niños.

Emplear un ventilador durante el sueño del infante estuvo relacionado con un 72 por ciento menos de riesgo de SMSI, indicó el informe del equipo de Li, del Kaiser Permanente de Carolina del Norte, en Oakland.

Estudios posteriores mostraron que los beneficios de usar un ventilador eran mayores en los ambientes "adversos", como cuartos más cálidos que frescos, lo que llevaba la reducción del riesgo de SMSI al 94 por ciento.

Los ventiladores disminuían el impacto de los factores de riesgo conocidos del también llamado síndrome de muerte súbita del lactante.

Para los bebés que dormían boca abajo o de costado, en lugar de boca arriba como recomiendan los médicos, un ventilador en la habitación disminuyó el riesgo alrededor de un 86 por ciento.

Del mismo modo, el peligro se redujo cerca de un 85 por ciento en los bebés que compartían la cama con otra persona que no fueran los padres.

Los autores hallaron que el uso de ventiladores sólo disminuía el peligro de SMSI en los bebés que no usaban chupete. Investigaciones previas relacionaban el empleo del chupete con un menor riesgo de SMSI, indicó el estudio.

Pese a que colocar a los bebés boca arriba es el principal mensaje para los padres, el uso de un ventilador en el cuarto donde duerme el niño parece ofrecer una forma sencilla de disminuir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante, concluyó el equipo.

FUENTE: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, octubre del 2008