Martes, 7 de Octubre de 2008

Nélida Piñón rastrea sus influencias literarias en "Aprendiz de Homero"

EFE ·07/10/2008 - 16:30h

EFE - La escritora brasileña Nélida Piñón, Premio Príncipe de Asturias, durante la entrevista que mantuvo con Efe con motivo de la publicación en España de su libro "Aprendiz de Homero", un ensayo en el que reflexiona sobre sus influencias literarias.

Comprometida desde niña con "el enigma de la creación", la escritora brasileña Nélida Piñón rastrea sus influencias literarias en su nuevo libro, "Aprendiz de Homero", un conjunto de ensayos en los que esta "ciudadana del mundo" defiende el mestizaje cultural y el poder de la imaginación.

"El enigma de la creación engrandece el arte", afirma en una entrevista con EFE Nélida Piñón, que, pese a estar recién llegada de Brasil, no acusa en absoluto el cansancio del viaje. Contagia entusiasmo al hablar de literatura y se declara "hija de Cervantes", "amiga de Homero" y apasionada de Machado de Assis, "el primer gran autor de América Latina entera".

Publicado por Alfaguara, "Aprendiz de Homero" reúne veinticuatro ensayos que la autora, referencia indiscutible de la literatura brasileña actual, ha seleccionado del "material inmenso" que posee. Y lo ha hecho con la intención de plasmar "una especie de memorias literarias" y de "mostrar una trayectoria coherente" y su "vínculo" con tantas y tantas civilizaciones.

Nélida Piñón (Río de Janeiro, 1937) lleva el mestizaje en la sangre. Sus padres y abuelos procedían de Galicia, esa tierra "donde las brujas, conocidas como 'meigas', valoran lo sobrenatural y propician la atracción por las intrigas humanas". Y esté donde esté, se proclama "mujer, cosmopolita, aldeana, criatura de varias latitudes", afirma en su libro.

"No puedo ser una mujer monocorde: he bebido de todas las civilizaciones y esa mezcla me enriquece. Yo tengo la convicción de que soy africana, hebrea, griega y brasileña. Soy todo", aseguraba hoy esta escritora que ha merecido premios tan importantes como el "Juan Rulfo", el Príncipe de Asturias de las Letras o el Menéndez Pelayo.

A Cervantes le dedica varios ensayos y ya desde el principio deja claro que su obra, como la de cualquier otro escritor iberoamericano que se precie, "gravita en torno a Don Quijote, creación suprema de la latinidad".

Piñón reconoce que tiene una especial predilección por el personaje de Sancho, "que se agiganta a medida que la trama progresa". Sin él no existiría esa novela".

"Sancho es también un soñador, es una figura muy humana. Tiene la brutalidad del refinamiento", asegura Nélida Piñón, para quien en la obra cervantina, al igual que en la de Homero, queda patente "la gran ilusión de la narrativa" y cómo la literatura "no es un producto individual".

"La literatura nació de una urgencia colectiva, para que la historia humana no se deshiciera como el humo", añade la autora de "La fuerza del destino", "La dulce canción de Cayetana" y "La república de los sueños", entre otros muchos títulos.

"Aprendiz de Homero" se titula el libro, y como tal se considera. A Nélida Piñón le gusta comprobar "lo que ha hecho Homero y sigue haciendo en cada cual", y por eso dice en el libro que "La Ilíada" y "La Odisea" quedan para ella "y para los demás que aman desesperadamente el arte de contar historias".

"Hay que repartir Homero como forma de mantener su unidad", decía hoy Piñón, miembro de la Academia Brasileña de las Letras y de la de Filosofía.

La mujer, la literaria y la real, ocupa buena parte de las reflexiones que Nélida Piñón hace en el libro, en el que aparecen desde la bíblica Sara, relegada siempre a un segundo plano; o la Dulcinea y la asturiana Maritornes, del Quijote, hasta Mnemósines, portadora de la memoria universal, o la mujer brasileña actual.

La situación de la mujer ha mejorado "pero aún queda mucho". "El poder es totalmente masculino; las decisiones fundamentales son tomadas por hombres y nos afectan a todos", subraya.

Y a renglón seguido añade que la crisis financiera de Estados Unidos se debe en gran medida a "esos seres abyectos de Wall Street, todos hombres, que están desgraciando la vida de millones de ciudadanos".

"Son criminales", asegura enérgica Nélida Piñón, quien ve con buenos ojos las medidas que ha adoptado en España el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, "un hombre comprometido", para mejorar la situación de la mujer.

Dotada de una imaginación poderosa -"la imaginación está hecha de pedazos de vida ajena, de ancestralidades", afirma-, Piñón publicará dentro de poco en Brasil sus memorias, tituladas "Corazón andariego".

En ese libro habla "mucho" de su abuelo y de sus padres. Ellos le inculcaron el amor por la literatura y le dieron "la libertad de aspirar a un sueño".