Martes, 7 de Octubre de 2008

Rojo supedita la votación de los magistrados del TC en el Senado a un acuerdo entre el PP y PSOE

EFE ·07/10/2008 - 13:40h

EFE - El ex presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco José Hernando, junto a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, durante el acto de apertura del Año Judicial, en septiembre pasado.

El presidente del Senado, Javier Rojo, ha supeditado hoy la votación en la Cámara de los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC) a la necesidad de que éstos obtengan una mayoría de tres quintos, algo que "sólo puede venir de un pacto entre los dos grandes partidos", el PSOE y el PP.

Durante una rueda de prensa en el Senado, Rojo ha subrayado que "no se le escapa a nadie" que socialistas y populares "se tienen que poner de acuerdo" para que la propuesta de cuatro magistrados del alto tribunal "vaya a buen fin", y es que obtengan la mayoría de tres quintos en la sesión plenaria de la Cámara Alta, para lo cual se requiere "mucha cocina" y "negociación".

"Y yo haré todo lo que esté en mis manos para que la propuesta concluya como tiene que ser, con los tres quintos", ha insistido el presidente del Senado, que es quien tiene que convocar la Comisión de Nombramientos, órgano encargado de elevar finalmente cuatro nombres para su votación en el pleno.

Rojo ha considerado que "no supone ningún retraso" que la Secretaría General del Senado no haya concluido hoy el informe sobre la idoneidad de los 23 candidatos remitidos por los parlamentos de las comunidades autónomas, tal y como estaba previsto, sino que la demora obedece a la necesidad de "rigor" en sus conclusiones.

Ha reconocido "dificultades y complejidades" derivadas de la densidad de la documentación aportada por cada uno de los candidatos que, según el artículo 159.2 de la Constitución, deben ser "magistrados y fiscales, profesores de universidad, funcionarios públicos" de "reconocida competencia" y con "más de 15 años de ejercicio profesional".

Preguntado por las dificultades de dicho informe, Rojo las ha situado en la intención de "quererlo hacer bien", y ha resaltado que "los tiempos no están tasados" porque los marcan los propios senadores.

No obstante, ha mostrado su deseo de que esté concluido el próximo martes para su aprobación en la Mesa del Senado y la Junta de Portavoces.

De esta forma, Rojo ha precisado que el Senado cumple con las fases establecidas tanto en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) como en el propio reglamento de la Cámara para la designación de magistrados.

Sobre los dos únicos candidatos propuestos por el PP, los ex miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco José Hernando y Enrique López, ha dejado claro que prefiere no hablar de algo que no le "corresponde".

También ha negado que se encuentre en la "base de la negociación" entre el PSOE y el PP de los cuatro nombres o que conozca algún detalle sobre la misma.

"No adelantemos acontecimientos", ha pedido.

Con todo ello, Rojo ha reiterado desde "la serenidad, la tranquilidad y la responsabilidad" de nombrar cuatro magistrados, que su función es la de "prestigiar" a las instituciones -al Senado y al TC- y a los propios aspirantes, "a los que salgan elegidos y a los que no".