Martes, 7 de Octubre de 2008

Rajoy, dispuesto colaborar en la "prioridad" de garantizar los ahorros depositados

EFE ·07/10/2008 - 14:08h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, consideró hoy una "prioridad" que se garanticen los ahorros depositados en bancos y cajas, señaló que su partido está dispuesto a colaborar en medidas que den "tranquilidad" a los ahorradores y recordó que ha propuesto habilitar un aval para reforzar estas coberturas.

En declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con el ex presidente de México Vicente Fox, Rajoy declaró que "estamos dispuestos a colaborar con el Gobierno para tomar una decisión que dé tranquilidad, como han hecho otros países de la Unión Europea con las personas que tienen ahorros en bancos y cajas".

"Si hay un planteamiento sensato estamos dispuestos a considerarlo, colaborar y adoptar una decisión conjunta", reiteró el líder del PP, que rechazó que la necesidad de garantizar la totalidad de los ahorros pueda restringir aún más la concesión de créditos.

"Una cosa es la garantía de los depósitos y otra cosa distinta es el problema de la liquidez, que afecta sobre todo a las pymes, que emplean al 80% de los españoles. También hay que pensar en este asunto", dijo Rajoy, que insistió en que "hay que tomar decisiones y estamos dispuestos a colaborar en que se adopte una buena decisión que sea útil para sacar a la economía de esta difícil situación".

El pasado fin de semana, el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, propuso al Gobierno que habilite un aval de 30.000 millones de euros para reforzar el fondo de garantía de depósitos bancarios y que "haga los deberes" en materia de inflación para que el Banco Central Europeo (BCE) pueda bajar los tipos.

Según informaron ayer fuentes de Moncloa, el Gobierno aumentará con carácter "inmediato" el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), aunque no especificó en qué porcentaje y cantidad lo haría.

El Gobierno se ha comprometido a adoptar medidas "para incrementar las garantías de los depósitos existentes en las entidades financieras" con el objetivo de reforzar la confianza de los ciudadanos, los depositantes y las empresas en el sistema financiero español.