Martes, 7 de Octubre de 2008

Una jornada por el trabajo decente contra las 65 horas semanales

Sindicatos y numerosas organizaciones sociales celebran hoy la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, en la que reiteran su rechazo a la directiva comunitaria que amplía la jornada laboral máxima

AGENCIAS ·07/10/2008 - 14:52h

 

Sindicatos y numerosas organizaciones sociales celebran hoy la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, en la que reiterarán su rechazo a la directiva comunitaria que amplía la jornada laboral máxima, por considerar que va en contra de la negociación colectiva y de los derechos adquiridos.

Otros objetivos de esta jornada son conseguir la generalización del trabajo decente y reclamar que los gobiernos del mundo desarrollado se esfuercen por cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU en la lucha contra la pobreza.

La celebración de esta jornada partió de la Confederación Sindical Internacional (CSI), que nació hace dos años de la fusión de la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (Ciosl) y de la Confederación Mundial del Trabajo (CMT) y que es la mayor organización sindical del mundo, al representar a más de 300 centrales sindicales que cuentan con más de 170 millones de afiliados. En su reunión de noviembre de 2007, la CSI decidió organizar el 7 de octubre la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

"El 80% de los trabajadores del mundo carece de protección social"

Manifiesto por el trabajo decente

En el manifiesto elaborado para esta jornada, que también está firmado por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), las organizaciones sindicales denuncian que "el 80% de los trabajadores del mundo, es decir, la mitad de la humanidad, carece de protección social". El texto reclama "otro modelo de desarrollo", distinto al "neoliberal de globalización" que existe en la actualidad, que "coloque en el centro la dignidad humana".

Para lograr este objetivo, el manifiesto asegura que es "imprescindible que el trabajo decente determine las políticas de las instituciones multilaterales internacionales", como el Banco Mundial, las Naciones Unidas o el Fondo Monetario Internacional.

Contra la jornada de 65 horas 

Eurodiputados españoles del grupo socialista en el Parlamento Europeo (PE) se han sumado hoy en Bruselas a una acción a favor del "trabajo decente" para expresar su rechazo a la directiva europea que pretende ampliar la jornada laboral hasta las 65 horas.

"El límite de una jornada laboral de 48 horas semanales es uno de los símbolos de trabajo decente a nivel mundial" 

El socialista español y ex presidente del PE Enrique Barón Crespo ha manifestado que "el límite de una jornada laboral de 48 horas semanales es uno de los símbolos de trabajo decente a nivel mundial".

El Parlamento Europeo votará el próximo 19 de diciembre sobre el proyecto de directiva sobre Tiempo y Trabajo, que permitiría ampliar los límites de la jornada laboral actual hasta las 65 horas semanales y el grupo socialista espera conseguir una mayoría para rechazarlo. Los socialistas sí están dispuestos a discutir en el Parlamento que, en determinadas circunstancias y a través de la negociación colectiva, se puedan hacer excepciones sobre el tiempo límite, pero sin tocar las reglas de fondo.

"Grave sangría de paro" 

Por su parte, el Partido Popular ha reclamado al Gobierno medidas económicas, presupuestarias y fiscales para detener la "grave sangría de paro" en España ante la celebración de la jornada mundial en defensa del trabajo decente.

Con ocasión de esta celebración, el PP ha pedido además al Ejecutivo socialista su rechazo a la directiva europea de tiempo de trabajo, y la necesidad de que promueva la generalización del trabajo decente definido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como aquel que permite vivir dignamente.

Asimismo, los 'populares' demandaron al Gobierno que defienda la negociación colectiva, que impulse la conciliación de la vida laboral personal y familiar y la seguridad laboral, que evite las "ineficacias" y las colas en el Inem por el pago de prestaciones por desempleo y que se comprometa activamente a la consecución de los objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM).

Noticias Relacionadas