Martes, 7 de Octubre de 2008

El Supremoecha abajo 15 condenas de la 'operación Nova'

El fallo es un varapalo para las investigaciones sobre terrorismo islamista de la Audiencia Nacional

ANGELES VÁZQUEZ ·07/10/2008 - 12:35h

El Tribunal Supremo absolvió el martes a 15 de los 20 condenados por crear células con ideología salafista partidarias de la guerra santa en la denominada operación Nova, según un adelanto de la sentencia.

La Audiencia Nacional les había condenado el pasado 27 de febrero, aunque consideró que el plan para volar la sede del tribunal en Madrid que se les atribuyó era una "obsesión" del líder del grupo que no tuvo una resolución firme.

Ahora, el Supremo ha decidido anular la mayoría de esas sentencias por pertenencia a grupo terrorista, si bien aún no ha dado a conocer los motivos.

Con este fallo, sólo tres de los condenados inicialmente continuarán cumpliendo sentencia por un delito de pertenencia a grupo terrorista y otros dos por colaboración con banda armada. No obstante, muchos seguirán en prisión ya que cumplían penas de cárcel por otros delitos.

El Supremo mantiene la mayor pena impuesta, 14 años, al marroquí Abderrahmane Tahiri, conocido como Mohamed Achraf y considerado "creador y fuente ideológica" del grupo, por un delito de pertenencia a grupo terrorista en concepto de promotor y director.

Se mantienen además la pena de 10 años de prisión para Saif Afif, siete para Kamara Birahima, nueve años para Mourad Yala y cinco para Ziani Mahdi, los dos últimos por colaboración.

Los absueltos son Dibali Abdellah, Mustafa Farjani, Abdelkrim Bensmail, Djamel Merabet, Taoufik Edebdoubi, Mohamed Arabe, Redha Cherif, Mokhatar Siah, Mohamed Boukiri, Madjid Mchamacha, Madjid Sahouane, Djamel Sediki, Salah Zelmat, Abdulla Baannou y Mouad Douas. Estaban condenados a penas de entre ocho y siete años de cárcel.

El grupo nació en el centro penitenciario salmantino de Topas, donde estaba encarcelado Tahiri, y a consecuencia de los traslados penitenciarios y de la correspondencia se extiende a otros centros y también al exterior, dijeron los jueces en el primer fallo.

Tahiri mantuvo correspondencia incluso con condenados por el atentado en el World Trade Center de Nueva York en 1993.