Martes, 7 de Octubre de 2008

Banesto eleva su beneficio atribuible a septiembre en un 12%

Reuters ·07/10/2008 - 07:13h

Banesto cerró los primeros nueve meses del año con un beneficio atribuible de 653,9 millones de euros, un 12 por ciento más que en el mismo período del año anterior, dijo el martes la entidad bancaria.

La filial de Santander añadió que su margen de explotación subió un 13,3 por ciento a 1.092,8 millones de euros, mientras que su margen de intermediación aumentó un 13,9 por ciento, a 1.226,8 millones.

Los analistas habían pronosticado un margen de explotación de 1.085 millones, mientras que para el margen de intermediación habían previsto una cifra de 1.214,6 millones de euros.

CONTEXTO COMPLICADO

El margen ordinario del banco hasta septiembre de 2008 alcanzó los 1.848 millones de euros, un 9,9 por ciento superior al registrado en igual período del año anterior.

Los ingresos de la banca doméstica (comercial y corporativa) -- principal área de negocio de la entidad al suponer un 89,4 por ciento del margen ordinario del grupo -- se incrementaron en un 9,5 por ciento a 1.651,8 millones de euros hasta septiembre.

La entidad reconoció en un comunicado que el ejercicio se está desarrollando en un contexto complicado para la economía en general, con significativa incidencia en el sector financiero internacional.

"La persistencia de elementos de riesgo e incertidumbre se han traducido en tensiones en los mercados y en una importante bajada en el ritmo de crecimiento del negocio en el mercado", según la nota de prensa de Banesto.

En este escenario, la inversión crediticia registró una desaceleración ante una menor demanda y un mayor foco en riesgos al subir un 2,9 por ciento hasta alcanzar los 74.166,2 millones de euros.

La morosidad del banco a septiembre se situó en el 1,17 por ciento con una cobertura con provisiones del 144,1 por ciento.

El banco explicó que el repunte de la morosidad supuso unas mayores necesidades de dotaciones específicas, realizadas sin necesidad de apelar a la provisión genérica.

En total, las dotaciones netas para insolvencias ascendieron en estos nueve primeros meses a 204,0 millones de euros, un 26,1 por ciento más que las realizadas hasta septiembre de 2007.

CONTROL DE COSTES

En este contexto, el banco puso especial énfasis en el control de costes como un elemento clave de su gestión.

Los gastos de explotación experimentaron hasta septiembre un crecimiento del 3,4 por ciento.

El aumento fue menor al registrado en la generación de ingresos y permitió una nueva mejora del ratio de eficiencia -que mide la relación entre costes e ingresos-, que bajó hasta el 39,1 por ciento, frente al 45,1 por ciento registrado un año antes.