Martes, 7 de Octubre de 2008

La policía tailandesa se enfrenta con manifestantes en Bangkok

Reuters ·07/10/2008 - 06:10h

La policía tailandesa antidisturbios arrojó el martes gases lacrimógenos a los manifestantes que protestaban contra el Gobierno frente al Parlamento, hiriendo a 69 personas que pretendían impedir que el primer ministro Somchai Wongsawat ofreciera su discurso político inaugural después de cuatro meses luchando por derrocar al Gobierno.

Algunos manifestantes resultaron heridos de gravedad, incluyendo dos hombres a los que las cápsulas de gas les explotaron junto a las piernas cuando la policía cargó contra las personas que llevaban atrincheradas frente al Parlamento de Bangkok desde el lunes por la noche.

Los aproximadamente 5.000 partidarios de la Alianza del Pueblo por la Democracia (PAD, en sus siglas en inglés) se reagruparon frente al Parlamento, cantando eslóganes a través de altavoces para tratar de interrumpir el primer discurso de Somchai.

"Estaremos aquí todo el día hoy. Pelearemos aquí", dijo por la radio Sirichai Mai-ngam, uno de los líderes de la PAD.

Más tarde, las protestas se desplazaron al cuartel general de la policía en Bangkok, donde los equipos antidisturbios dispararon cápsulas de gas lacrimógeno para dispersar a la multitud. Los manifestantes respondieron lanzando petardos a los agentes protegidos tras escudos.

Las protestas callejeras han afectado a la confianza de los inversores en Tailandia y distraído a los legisladores cuando deberían concentrarse en desacelerar la demanda de exportaciones y las consecuencias de la crisis crediticia mundial, según los analistas.

GASES LACRIMÓGENOS

Fuera del Parlamento, un contingente de policía antidisturbios se enfrentaba a varios miles de partidarios de la PAD, muchos de ellos llevando máscaras y gafas de natación como precaución en caso de que hubiera otro ataque con gases lacrimógenos.

"Fue absolutamente necesario que la policía utilizara gases lacrimógenos para dispersar la multitud", dijo a Reuters el general Anan Srihiran.

"Sólo queríamos abrir una vía para que el gabinete accediera al Parlamento. No haremos nada más a los manifestantes durante el resto del día", agregó Srihiran mientras la policía derribaba las barricadas.

Los manifestantes han ocupado las oficinas del primer ministro en la Casa de Gobierno desde agosto, obligando a Somchai a dirigir el país desde el poco utilizado aeropuerto Don Muang de Bangkok.

La PAD, una coalición de empresarios, académicos y activistas, acusa a Somchai de ser un heredero político del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, su cuñado, y que perdió el poder en un golpe de estado de 2006.

Desde que ocupó el cargo hace un mes, Somchai ha llamado a la reconciliación para acabar con los tres años de crisis política en Tailandia, un profundo conflicto entre Thaksin y sus partidarios entre las zonas rurales pobres y sus rivales de la clase dirigente militar y monárquica.