Lunes, 6 de Octubre de 2008

La guerra en Afganistán no se puede ganar militarmente, dice ONU

Reuters ·06/10/2008 - 17:28h

La guerra en Afganistán no se puede ganar militarmente y el éxito sólo será posible con medios políticos que incluyen el diálogo entre todas las partes, dijo el lunes el enviado especial de la ONU en este país, Kai Eide.

Sus declaraciones llegan después de que el jefe de las fuerzas británicas en Afganistán dijera que la guerra no se puede ganar y que el objetivo es reducir la insurgencia a un nivel al que ya no sea una amenaza estratégica y pueda ser combatida por el Ejército afgano.

El general de brigada Mark Carleton-Smith dijo que si los talibanes estuvieran dispuestos a hablar, eso podría ser "precisamente el tipo de progreso" necesario para acabar con la insurgencia.

"Siempre les he dicho a aquellos que hablan de un incremento militar (...) que lo que más necesitamos es un aumento político, más energía política", declaró en una rueda de prensa en Kabul el enviado especial de la ONU, Kai Eide.

"Todos sabemos que no podemos ganarlo militarmente. Tiene que ser ganado por medios políticos. Eso quiere decir compromisos políticos".

Eide dijo que el éxito depende de hablar con todas las partes. "Si quieres tener resultados relevantes, debes hablar con aquellos que son relevantes".

El portavoz del Pentágono Bryan Whitman dijo: "No estamos perdiendo Afganistán, aunque desde luego reconocemos que podríamos estar haciendo más allí".

Al preguntarle sobre posibles negociaciones con los talibanes, respondió: "Este no es un elemento de nuestra estrategia. Han aterrorizado a la sociedad afgana durante años".

En una conversación con un colega francés que envió un telegrama a París que se filtró en un periódico la semana pasada, el embajador británico en Kabul dijo que un aumento de las tropas sólo aumentaría el número de objetivos para los talibanes.

alrededor de 15.000 soldados - además de los 4.000 que está previsto que lleguen en enero.

Ante la continua renuencia de algunos de los aliados europeos de enviar más soldados o de permitirles entrar en combate, Estados Unidos ha pedido a Japón y a países de la OTAN que ayuden con la factura de 17.000 millones de dólares para ayudar a poner en marcha el Ejército afgano.

"Cuanto antes demos (al Ejército afgano) el tamaño y la fuerza que necesita, menos dependerán de nosotros para proporcionar seguridad", declaró el secretario de prensa del Pentágono Geoff Morrell.

El Ministerio afgano de Defensa ha dicho que el coste de un soldado extranjero en Afganistán equivale al de más de 60 afganos.

Este año han muerto más soldados extranjeros que en cualquiera de los años anteriores desde que tropas afganas y dirigidas por Estados Unidos derrocaran al régimen talibán en noviembre de 2001.

Con el aumento de las víctimas también han ido creciendo las peticiones occidentales para negociar con los extremistas, pero los talibanes se han negado en repetidas ocasiones a hablar a no ser que los 70.000 soldados extranjeros dejen el país.

((Información de Jonathon Burch; Información adicional de Kristin Roberts en Washington; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid; Reuters Messaging: teresa.larraz.reuters.com@thomsonreuters.net + 34 915858341; teresa.larraz@thomsonreuters.com)