Lunes, 6 de Octubre de 2008

Madres solteras dudan si revelarían donación óvulos en embarazo

Reuters ·06/10/2008 - 15:54h

Las madres solteras mayores que quedaron embarazadas por donación de óvulos y esperma opinan que quizás hablarían con sus hijos sobre el uso de espermatozoides donados, aunque dudan si lo harían en caso de usar también óvulos ajenos, demostró un nuevo estudio israelí.

En Israel, una ley establece la confidencialidad de la identidad de los donantes de espermatozoides u óvulos. Los tratamientos de fertilidad están disponibles para todas las mujeres, independientemente de su edad o estado civil.

Hasta ahora, explicó el equipo dirigido por la doctora Ruth Landau, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, no se ha estudiado a las mujeres solteras de 40 años que tienen un hijo por fertilización in vitro (FIV) con donación de óvulos y de espermatozoides.

Dentro de un estudio sobre la salud física y mental de hijos de madres solteras y concebidos por inseminación proveniente de donantes, el equipo se concentró en 11 mujeres de entre 36 y 50 años al momento del parto (tres tuvieron mellizos).

Ocho niños eran menores de 2 años, tres tenían entre 2 y 4 años y otros tres tenían más de 4 al momento del estudio.

Diez mujeres eran solteras y una tenía una pareja femenina. Diez trabajaban, 9 de ellas más de 40 horas por semana. Todos los niños estaban en una guardería diurna o en la escuela.

Según las mujeres, todos los niños tenían un desarrollo normal, mientras que tres presentaban "problemas emocionales o conductuales menores".

Tres mujeres dijeron que les gustaría que sus hijos conozcan al donante de espermatozoides u óvulos cuando tengan 18 años, mientras que tres madres señalaron que no lo aceptarían y cinco que no podían decidirlo en ese momento.

Ninguna había hablado aún con sus hijos sobre el uso de donación de espermatozoides para concebirlos, pero todas dijeron que lo harían más adelante.

En tanto, ninguna mujer le había dicho a su hijo que había sido concebido con óvulos donados y dudaban si lo harían más adelante.

Algunas preocupaciones manifestadas por ese grupo de mujeres incluía la edad y el riesgo de poder enfermarse.

Otro estudio sobre madres solteras de hijos concebidos mediante inseminación proveniente de donante halló que casi un 22 por ciento de ellas trabajaba todo el día, mientras que en el nuevo estudio lo hacían casi todas las participantes, lo que significa que "dependían bastante del resto de su familia y de ayuda social, además de la guardería diurna, el jardín de infantes o la escuela".

Dada la poca edad de los niños, el equipo consideró que es difícil determinar si sufrirán problemas en el futuro. Pero agregó que "los resultados sugieren que el efecto de la reproducción asistida sobre la maternidad/paternidad y el desarrollo infantil no sería una causa de gran preocupación".

FUENTE: Fertility and Sterility, septiembre del 2008