Lunes, 6 de Octubre de 2008

¿Sus hijos quieren una mascota exótica? Pregunte a su médico

Reuters ·06/10/2008 - 10:25h

Reptiles, monos, roedores y otras mascotas exóticas crecen en popularidad, pero no deberían tenerse en hogares con niños pequeños o personas con problemas en su sistema inmunitario, según una información publicada el lunes.

Aunque los pediatras conocen los riesgos relacionados con las mascotas, sólo el 5% dicen que educan regularmente a padres e hijos sobre estos peligros, una actitud que debería cambiar, dijo el doctor Larry Pickering, de la University Medical School en Atlanta, en un informe de la American Academy of Pediatrics.

"Las mascotas menos tradicionales suponen un riesgo para la salud de los niños más pequeños, y su adquisición y propiedad debería descartarse en los hogares con niños pequeños", según la información publicada en el número de octubre de Pediatrics.

Muchos reptiles llevan la bacteria de la salmonela, por ejemplo.

Según el informe, los padres necesitan ser educados en los riesgos crecientes de exposición a mascotas no tradicionales y animales en lugares públicos para niños y para menores de cinco años, como zoológicos de mascotas, y también en personas con problemas en su sistema inmunitario.

Los problemas potenciales van desde alergias hasta enfermedades infecciosas, dijeron. Por ejemplo, en 2003, un brote de viruela del mono afectó a unas 20 personas en el medio oeste de Estados Unidos, que tenía su origen en roedores importados de Gambia.

El número de mascotas exóticas en Estados Unidos se ha incrementado un 75% desde 1992, según el artículo. En 2005, había casi 88.000 mamíferos, 1,3 millones de reptiles y 203 millones de peces importados ilegalmente a Estados Unidos.

"Este comercio ilegal revierte las normas establecidas por las agencias de regulación para reducir la introducción de las enfermedades", agregó el informe.