Domingo, 5 de Octubre de 2008

Hollywood se politiza con la cercanía de las elecciones

Reuters ·05/10/2008 - 15:20h

Hollywood prepara este otoño una serie de estrenos de películas de contenido político que tocan todos los temas peliagudos mientras la tensa campaña presidencial estadounidense llega a su climax.

Desde la religión al patriotismo, pasando por los derechos homosexuales y la presidencia de George W. Bush, los directores está luciendo sus inclinaciones políticas en sus obras, utilizando la comedia, las historias basadas en hechos reales y la fantasía para enviar mensajes no tan subliminales a los electores estadounidenses.

"Hay una sensación de que ahora estas producciones políticas pueden ser realmente exitosas, y son un género que apunta hacia un lado del espectro o hacia el otro", afirmó Robert Thompson, profesor de medios de comunicación y cultura popular de la Universidad de Syracuse.

La próxima semana, el controvertido director Oliver Stone lanza su satírica biografía "W", un intento de analizar las creencias de Bush y su matrimonio en los días previos a la invasión de Irak en 2003.

Tom Ortenberg, productor ejecutivo de "W", dijo que los realizadores reflejan a la sociedad, aunque la fecha del lanzamiento de la obra de Stone pueda parecer cargada de un contenido político.

"No intentamos moldear a la sociedad, pero sí reflejarla", aseguró Ortenberg."La película es un análisis de cómo un hombre como George W. Bush se convirtió en presidente, y francamente de cómo cualquiera puede ser presidente".

David Zucker, director de la comedia "An American Carol" es un progresista que se ha vuelto conservador y su película plantea que el amor hacia la patria se aprende, tal y como el señor "Scrooge" aprende a amar la navidad en el cuento de Charles Dickens.

Michel Moore también realizó su contribución a la campaña lanzando un documental por Internet el mes pasado, que fue visto por dos millones de personas en los primeros tres días de exhibición.

En la obra titulada "Slacker Uprising" Moore incluyó una petición a los jóvenes para que acudan a las urnas y "salven a este país de cuatro años más de gobierno republicano".

Con el debate sobre las uniones homosexuales calentando el ambiente en California, "Milk" la biografía sobre el primer político estadounidense que hizo pública su orientación sexual hacia los hombres, Harvey Milk, se prepara para la cartelera.

Milk, interpretado por Sean Penn, fue asesinado en 1978, cuando el movimiento por las libertades sexuales estaba aún en pañales.

Sin embargo, después de que el año pasado las películas basadas en temas bélicos de no ficción como "El valle de Elah" o "Expediente Anwar" tuvieran una recaudación decepcionante, todavía queda por ver si los estadounidenses acudirán con la misma pasión a las taquillas que a las urnas.

Thompson alienta esta tendencia.

"Esta bien saber que puedes ir al centro comercial en el pueblo en el que vives y ver algo que no sea helicópteros explotando y dibujos animados o a Julia Robert enamorándose" , afirmó el académico. "El hecho de que estemos haciendo buenas películas viables sobre nuestra experiencia cívica es algo que creo que es bueno".

/Por Alex Dobuzinskis/