Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

"No necesitamos más problemas"

Los militares de EEUU descartan un ataque contra Irán y enfrían el ánimo de los halcones

PÚBLICO.ES ·12/11/2007 - 18:05h

AP - Así está decorada la antigua embajada de EEUU en Irán

Estados Unidos no está preparando un ataque contra Irán según sus mandos militares. La actual política de presión diplomática y sanciones económicas contra Teherán es la opción elegida por la Casa Blanca ante el desafío nuclear iraní. Pero más que por convicción en el plan de aislamiento, la decisión se debe a las dificultades que presenta un ataque a gran escala para el Ejército estadounidense, que ya tiene abiertos los frentes de Irak y Afganistán.

El almirante William Fallon, responsable de las operaciones militares de EEUU en Oriente Próximo, se mostró reacio a cualquier acción contra Irán en una entrevista publicada ayer en Financial Times. "Me parece que no necesitamos más problemas", dijo Fallon.Durante los últimos años, George Bush ha dejado claro que no querría ser recordado como el presidente que permitió que Irán accediera a la bomba nuclear.

Recientemente Bush advirtió a sus aliados europeos que había que detener los planes iraníes si estaban "interesados en evitar una Tercera Guerra Mundial". En la misma línea también se ha manifestado el vicepresidente, Dick Cheney, quien en unas declaraciones que recordaban a las que realizó antes de la invasión de Irak afirmó: "No permitiremos que Irán tenga un programa nuclear".

"No hay duda de que un elemento en el Gobierno quiere atacar Irán. Pero la buena noticia es que el secretario de Defensa y la cúpula militar están en contra", dijo el general retirado Joseph Hoar, tras escuchar a Cheney. El secretario de Defensa, Robert Gates, afirmó recientemente que un ataque sobre Irán sería "bastante dramático".

Difícil de bombardear

Los informes que maneja la Casa Blanca indican que Irán no podrá producir el suficiente material nuclear para una bomba atómica hasta el periodo 2010-2015. Es una estimación menos alarmante que la israelí, que afirma que en menos de dos años Teherán podría tener el suficiente uranio enriquecido para fabricar armamento nuclear.
En caso de optar por la vía militar, Estados Unidos e Israel tendrán un escenario complicado.

El general Hoar considera que EEUU no tiene las armas apropiadas para destruir las instalaciones que los iraníes puedan tener bajo tierra además de no contar con buenos informes sobre la localización de los posibles objetivos. Israel, que ya ha sugerido que tomará sus propias medidas preventivas, tendría más dificultades que los propios estadounidenses para alcanzar con sus bombarderos la central de Natanz, donde el régimen iraní afirma tener funcionando 3.000 centrifugadoras.

El principal temor de los militares es que un incidente con los iraníes en la frontera con Irak desemboque en una confrontación a gran escala. "No queremos tener que afrontar una situación provocada por un error de cálculo. Queremos actuar con previsión y cautela", dijo Fallon.