Domingo, 5 de Octubre de 2008

El comandante británico dice que no se puede ganar en Afganistán

Reuters ·05/10/2008 - 12:54h

El comandante del Reino Unido en Afganistán ha afirmado que la guerra contra los talibanes no se puede ganar, informó el periódico Sunday Times.

El diario citó al general de brigada Mark Carleton-Smith diciendo en una entrevista que si los talibanes estuvieran dispuestos a hablar, ese sería "precisamente el tipo de progreso" necesario para poner fin a la insurgencia.

"No vamos a ganar esta guerra. Se trata de reducirla a un nivel razonable de insurgencia que no sea una amenaza estratégica y que pueda ser controlada por el Ejército afgano", afirmó.

Carleton-Smith dijo que sus fuerzas habían "sacado el aguijón de los talibanes para 2008", pero que las tropas podrían dejar Afganistán mientras aún existiera allí un nivel bajo de insurgencia.

Sin embargo, el ministro de Defensa afgano expresó el domingo su desacuerdo con las declaraciones del comandante, manteniendo que la insurgencia tenía que ser derrotada.

"Creo que es la opinión personal de ese comandante", dijo Abdul Rahim Wardak a periodistas. "El principal objetivo del Gobierno afgano y de toda la comunidad internacional es que tenemos que derrotar esta guerra de terror y tener éxito", declaró.

Comandantes y diplomáticos de la OTAN han estado diciendo desde hace un tiempo que la insurgencia de los talibanes no puede ser derrotada sólo por medios militares y que las negociaciones con los militantes serán necesarias al final para poner fin al conflicto.

"Si los talibanes están dispuestos a sentarse a un lado de la mesa y hablar sobre un acuerdo político, entonces ese es precisamente el tipo de progreso que pone fin a insurgencias como esta", dijo Carleton-Smith. "Eso no debería incomodar a la gente", agregó.

La violencia en Afganistán ha aumentado a su peor nivel desde 2001, cuando las fuerzas estadounidenses derrocaron a los talibanes del Gobierno después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Un comandante talibán rechazó el viernes la reconciliación con el que llamó el Gobierno afgano "marioneta" y reiteró que el objetivo de los talibanes es luchar hasta que los más de 70.000 soldados de Estados Unidos y la OTAN sean expulsados del país.

El presidente afgano, Hamid Karzai, dijo la semana pasada que había pedido al rey de Arabia Saudí que mediara en las negociaciones con los insurgentes y solicitó al líder talibán mulá Omar que regrese a su tierra para hacer la paz.