Domingo, 5 de Octubre de 2008

El Gobierno alemán pide un nuevo esfuerzo para salvar Hypo Real

Reuters ·05/10/2008 - 11:07h

El Ministerio de Finanzas alemán instó el domingo a todas las partes implicadas a ayudar a salvar al banco hipotecario en peligro Hypo Real Estate mientras responsables del banco central, del regulador financiero y del Gobierno se reunían para discutir el próximo movimiento.

El HRE está luchando por su supervivencia después de que bancos y aseguradoras alemanas se retiraran el sábado de un programa de rescate liderado por el Estado de 35.000 millones de euros acordado sólo días antes.

Los bancos y aseguradoras iban a absorber 8.500 millones de euros del paquete, mientras que el sector público iba a asumir el resto.

"Ahora es el momento de que todo el mundo demuestre responsabilidad", dijo el portavoz del ministerio, Torsten Albig.

"Se trata de utilizar todas las posibilidades para una solución", añadió. "Todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad, y según el grado de su responsabilidad".

El HRE dijo el sábado que estaba investigando medidas alternativas y que sus principales accionistas estaban respaldando al banco. "Estamos luchando por la futura existencia de la compañía", dijo el portavoz del HRE, Hans Obermeier.

Albig dijo que expertos del Gobierno, del Bundesbank y del regulador BaFin se reunirían el domingo para analizar la situación y consultarían con los bancos y aseguradoras.

En el momento apropiado, el ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, y la canciller, Angela Merkel, decidirían si debían implicarse y en ese caso cómo hacerlo, pero primero correspondía hablar a los expertos, declaró.

Ni el HRE ni los bancos y aseguradoras implicadas habían informado al Gobierno antes del fracaso del paquete de rescate, añadió. "Desde luego es algo muy sorprendente", declaró.

Fuentes conocedoras de las dificultades del HRE dijeron a Reuters el sábado que el sector financiero había rechazado el plan de rescate después de que hubieran surgido nuevos déficits financieros.

Habían insistido entonces en que Berlín asumiera un papel mayor en el salvamento del banco.

El acuerdo fue diseñado para garantizar que el HRE tuviera suficiente financiación para asegurar su funcionamiento adecuado pese a que el mercado de préstamo interbancario a corto plazo del que depende está prácticamente paralizado.

Hypo Real Estate fue el quinto banco alemán en ser rescatado como consecuencia de las turbulencias del mercado crediticio procedentes de Estados Unidos.